miércoles, 5 octubre 2022

SpeedKore Hellraiser. Una obra de arte para el actor Kevin Hart

No hay nada como tener buen gusto, ser un apasionado de los clásicos y contar con una cuenta corriente bastante saneada. Eso son tres factores de los que puede presumir el actor Kevin Hart, quien te será más conocido por sus papeles en películas como Scary Movie o Jumanji entre otras muchas.

Pues ahora acaba de recibir este impresionante Hellraiser, una verdadera obra de arte que ha sido fabricada por los especialistas de SpeedKore sobre la base de un Dodge Charger de 1970. Para comenzar, lo primero que han reemplazado ha sido su carrocería original, porque ahora cuenta con un envoltorio fabricado por completo en ligera fibra de carbono. Este mismo detalle ya ofrecía el Plymouth Barracuda de 1970 que SpeedKore también fabricó para Hart y que este destrozó en un accidente de tráfico.

Su carrocería es de fibra de carbono

Esa carrocería de carbono le aporta un siniestro aspecto a este Charger, además de que contrasta a la perfección con detalles como sus nuevos faros y pilotos, además de con sus exclusivas llantas HRE S201 de tres piezas y de 19 pulgadas, las cuales se calzan con neumáticos Michelin Pilot Sport 4S y esconden un poderoso equipo de frenos desarrollado por Brembo.

Y es que los especialistas de SpeedKore se han tomado muy en serio la puesta a punto de este salvaje Hellraiser, de forma que sus suspensiones originales se han reemplazado por las de un Corvette C6 en su eje delantero, mientras que para la parte trasera SpeedKore ha desarrollado una configuración de cuatro brazos artesanal donde hay también amortiguadores Penske ajustables en compresión y rebote.

Esconde un todopoderoso Hellephant

Todos estos elementos son vitales para poder soportar las ingentes cantidades de potencia que es capaz de proporcionar su corazón desarrollado por Mopar. Se trata del mítico 426 Hemi un bloque 7.0 V8 Supercharged apodado Hellephant, el cual presentaron en el SEMA de 2019 y cuya producción se agotó en cuestión de dos días a pesar de que pedían 29.995 dólares (24.910 euros). Este propulsor presume de proporcionar 1.000 CV de potencia y 1.290 Nm de par motor. Y es de esperar que moverá con gran soltura a este impresionante Hellraiser de SpeedKore.

Por cierto. Su interior tampoco desentona con el resto del conjunto, porque hay una jaula de seguridad, mientras que el resto de componentes han sido ideados por Custom Interiors, quien personaliza desde los relojes del habitáculo hasta los deportivos asientos Recaro GT Sportster, que han sido tapizados en cuero negro y rojo.

Como podrás imaginar, el precio de este SpeedKore Hellraiser se mantiene en absoluto secreto, pero puedes apostar lo que quieras a que no es precisamente barato.