miércoles, 5 octubre 2022

Sobre esta plataforma nacerán los futuros Lotus eléctricos

Los futuros Elise, Exige y Evora serán deportivos totalmente eléctricos. Y es que como la firma de Hethel ya confirmó en su momento, el recién estrenado Lotus Emira será el último de sus vehículos impulsado por un motor de combustión interna.

Pues para ir calentado motores la compañía británica acaba de desvelar su avanzada E-Sports, que no es otra cosa que la plataforma modular que han desarrollado para sus próximos modelos.

Más ligera que la usada en el Emira

Ideada bajo el nombre de Proyecto LEVA, en su construcción se usa de forma masiva el aluminio y otros ligeros materiales que han permitido que esta plataforma sea un 37% más ligera que la usada por los Lotus Emira V6. Por si no fuera suficiente, su naturaleza 'modular' la dota de una elevada flexibilidad, estando preparada para instalar uno o dos motores eléctricos, baterías de diferentes capacidades y también para variar su distancia entre ejes gracias a un subchasis trasero con componentes intercambiables.

Motor16

Es por ello que la batalla de esta plataforma E-Sports podrá oscilar entre los 2.470 y los 2.650 milímetros, dando como resultado modelos incluso con una configuración interior de 2+2 plazas. Para que te hagas una idea, un Lotus Elise tiene una distancia entre ejes de 2.300 milímetros, mientras que el nuevo Emira calca los 2.575 milímetros de un Lotus Evora, un deportivo con cuatro asientos.

Hasta 884 CV de potencia

La versión 'light' del nuevo biplaza de la firma británica empleará un único motor trasero que generará 350 kW (476 CV) y esconderá tras sus dos asientos un paquete de baterías formada por ocho módulos con una capacidad de 66,4 kWh. Aquellos que requieran mayor potencia podrán apostar por la variante con dos motores, ambos en el eje trasero, que llegan a proporcionar 650 kW (884 CV). Estos ya se alimentan de una batería con 12 módulos y 99,6 kWh de capacidad.

Los cambios en esta plataforma E-Sports para poder incorporar los dos asientos posteriores en las versiones 2+2 obliga a reubicar las baterías, de forma solo podrán equiparse con las de 66,4 kWh colocadas en los bajos del vehículo. Esto dará como resultado un piso más elevado, siendo más apropiada para modelos no tan deportivos como los mencionados Elise, Exige o Evora.

El primer modelo de Lotus que utilizará esta nueva arquitectura E-Sports será el Type 135, que según dicen, podría ver la luz en 2026. Todos los futuros deportivos de la compañía llevarán el nombre de Lotus y se fabricarán en las instalaciones que tienen en Hethel, Reino Unido, mientras que sus futuros SUV y una berlina que se espera nacerán en una planta en Wuhan, China.

Lotus Engineering buscará rentabilizar el desarrollo de esta avanzada arquitectura ofreciéndola a otros fabricantes, como es el caso de Alpine.

Y como seguro ya sabes, la compañía británica también tiene en fase de desarrollo otra arquitectura eléctrica que se reserva para los futuros vehículos de los segmentos C y E. Esta también será modular y permitirá variar la distancia entre ejes entre los 2.900 y los 3.100 milímetros, además de que admite baterías con capacidades que oscilan entre los 92 y los 120 kWh.