miércoles, 7 diciembre 2022

Skoda Yeti 2017. Parece un VW Tiguan

No es ninguna novedad que cualquier marca que quiera crecer en la actualidad, debe apostar por los SUV, el segmento de moda y el que más expectación genera con cada lanzamiento, sea de la marca que sea. Y Skoda, como no podía ser menos, también se la juega, claramente con este tipo de coches. De hecho, la firma checa tiene casi a punto el Kodiaq, cuya presentación oficial será el próximo 1 de septiembre. 

También sigue con su gama Octavia Scout, que convierte a su modelo estrella en un vehículo mucho más capaz de lo que parece. Incluso, para los que busquen solo la personalización SUV, la firma checa ofrece las variantes ScoutLine en el Fabia y el Spaceback. Y por supuesto, no olvidamos el Yeti, el SUV compacto con el que Skoda debutó en este segmento.

Es este, precisamente, el modelo que se ve en el horizonte de Skoda. El nuevo Yeti ya está rodando en pruebas, aunque aún no hay fecha definida para su lanzamiento, viendo el desarrollo que se puede apreciar en las fotos que le han tomado nuestros espías de CarPix, no creemos que tarde más de un año en llegar. Hablamos, por tanto, de que el nuevo Yeti podría aparecer en 2017.

El Tiguan de Skoda

Y lo que nos llama la atención de estas fotos, es que parece que estemos ante el Volkswagen Tiguan, pero retocado por Skoda. Podríamos pensar que simplemente se ha utilizado una carrocería del Tiguan para realizar pruebas con el futuro Yeti; pero eso que en muchas ocasiones se hace, no cuadra mucho con que el frontal de este coche sea claramente Skoda. 

1 MW10eHN48F3RL Motor16

No tiene mucho sentido que hayan trabajado un diseño en la parrilla, donde se aprecian los rasgos de la marca checa, si luego va a cambiar todo el estilo del futuro Yeti. Por eso, lo que creemos es que Skoda va a aprovechar el nuevo Tiguan para sobre esa base, lanzar el nuevo Yeti.

El resto son suposiciones, seguramente acertadas, sobre la gama de motores, que partirá en gasolina del 1.2 TSI tricilíndrico con 110 caballos y en diésel su versión de acceso será el 1.6 TDI de 115 caballos, lo que le llevará, posiblemente, a abandonar definitivamente el 2.0 TDI de 110 CV. Por supuesto, habrá alternativas con cambio manual de 6 velocidades y automático DSG con 6 o 7 marchas. Y la tracción podrá ser delantera o total.

Más detalles, seguro que en los próximos días iremos conociendo secretos del futuro Yeti.