Skoda Superb GreenLine. De Madrid a Fráncfort sin repostar
ANUNCIA 3,7 L/100 KM

Skoda Superb GreenLine. De Madrid a Fráncfort sin repostar

En Fráncfort se presenta la versión más eficiente del nuevo Skoda Superb, que adquiere la denominación GreenLine, una versión que puede ir de Madrid a Fráncfort con sólo un depósito de carburante.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

26 de Agosto 2015 11:44

Comparte este artículo: 0 0

En realidad si queremos ir de Madrid a Fráncfort con este nuevo Skoda Superb GreenLine deberíamos parar para repostar, pero cuando sólo nos queden 77 kilómetros para llegar a nuestro destino, pues este eficiente Skoda es capaz de recorrer hasta 1.780 kilómetros con sólo un depósito en el que caben 66 litros de combustible, lo mismo que en el resto de los Skoda Superb.

Aerodinámica optimizada

Para hacer tan eficiente a este Superb, Skoda varía ciertos elementos exteriores para modificar su aerodinámica que se reduce de 0,275 a 0,263 en el caso de los Skoda Superb Combi, pues también se ofrecerán los GreenLine en su versión de carrocería familiar. Es por ello que estrena unas llantas de 16 pulgadas equipadas con neumáticos de baja resistencia a la rodadura (en opción se ofrecen otras llantas de 17 pulgadas), aparece un nuevo alerón trasero en las versiones Combi, además de que la suspensión se rebaja en 15 milímetros para acercar su carrocería al asfalto.

Un 1.6 TDI de 120 CV adaptado a él

Pero otro punto primordial para lograr el máximo ahorro se encuentra bajo su capó delantero, donde se encuentra el propulsor 1.6 TDI con 120 CV, una mecánica que ya está disponible en los Skoda Superb y que también anima al eficiente Volkswagen Passat BlueMotion, la cual se permite el lujo de homologar el mismo consumo que nuestro protagonista: 3,7 l/100 km.

Skoda realiza ciertas modificaciones, como unos desarrollos finales más largos para su caja de cambios manual de 6 velocidades (no habrá opción al cambio DSG), lo equipa con un sistema para recuperar energía en las frenadas y deceleraciones, y suma además el catalizador SCR. Si a todo ello añadimos el sistema Start&Stop, no deberíamos soprendernos de que una berlina de 4,86 metros de largo anunce un consumo medio de 3,7 l/100 km, lo que vienen a ser 0,4 l/100 km menos que las versiones del Superb 1.6 TDI que no están firmadas como GreenLine. Y este consumo también se mantiene en los Combi, que igualan las emisiones de sólo 95 g/km de CO2.

Por ahora se desconocen sus prestaciones, pero serán muy parejas a los Skoda Superb 1.6 TDI 120 CV, que son capaces de alcanzar una velocidad máxima de 206 km/h (estos GreenLine podrían ser más rápidos por los desarrollos más largos) y pueden acelerar de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon