martes, 27 septiembre 2022

Sal, arena y calor: capaces de destrozar tu coche este verano

Efectivamente, el verano es una de las épocas del año más complicadas para el coche. En resumen, nos centraremos en la playa: sal, arena y calor. Sin duda, el mar es uno de los destinos preferidos para las vacaciones, gracias al disfrute que producen a las personas. Sin embargo, si no tenemos cuidado, estos elementos pueden causar daños severos a nuestro vehículo.

A continuación, en el artículo te daremos una serie de recomendaciones a la hora de movernos y aparcar.

Atención con la arena de la playa

Atención con la arena de la playa

Asimismo, los coches se llenan de arena cuando están aparcados en las proximidades de la playa. Por supuesto, estas partículas afectan a la pintura, a los cristales e incluso a los faros. Se aconseja evitar dejar tan cerca y, en todo caso, intentar estacionar el vehículo de espalda a la costa, en una zona con sombra y retirado de la zona de playa. De esta forma, se reduce el impacto de la brisa marina. Lo ideal sería resguardar el ejemplar en un recinto cerrado y taparlo con una funda para exterior.