domingo, 22 mayo 2022

Rolls-Royce Wraith y Rolls-Royce Dawn. Ya son historia

Si te acaba de tocar la lotería y consideras la opción de adquirir un Rolls-Royce Wraith o un Rolls-Royce Dawn, cambia de idea. Y es que Torsten Müller-Ötvös, CEO de la compañía de Goodwood, ha confirmado que ambos modelos ya no están disponibles.
En caso de querer uno deberás recurrir al mercado de ‘ocasión’, porque los dos únicos modelos de dos puertas que ofrece la firma británica ya han dejado de venderse. De echo en Estados Unidos ambos modelos dejaron de comercializarse a finales del pasado año. Pero ahora el CEO de la compañía ha confirmado que quien desee uno ya no lo podrá encargar, lo que no significa que ambos modelos no continúen saliendo de Goodwood. Y es que su producción podría estar activa hasta comienzos de 2023 para terminar de ensamblar las unidades ya encargadas.

Rolls-Royce Wraith y Dawn dejarán paso al Spectre

Rolls-Royce insiste que estos dos vehículos no tendrán un sucesor directo. Aunque Torsten Müller-Ötvös admitió que el futuro Rolls-Royce Spectre cumplirá el papel de un coupé, la compañía de Goodwood lo ve como un Rolls-Royce Phantom de dos puertas y totalmente eléctrico. No como un Wraith contemporáneo.
El primer vehículo eléctrico de Rolls-Royce ya ha comenzado su fase de desarrollo. Se espera que este prometedor Spectre sea presentado en el cuarto trimestre de 2023, convirtiéndose en el primero de una exclusiva familia de vehículos ‘0 emisiones’. Y es que en 2030 la compañía británica será 100 x 100 eléctrica, ofreciendo eficientes sucesores para sus Ghost, Cullinan y Phantom. Además no descartes la llegada de un sensacional descapotable eléctrico para suceder a los Rolls-Royce Wraith, además de a su antecesor, el Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé.