miércoles, 18 mayo 2022

Rolls-Royce Cullinan Black and Bright. Inspirados en la noche moscovita

El exclusivo concesionario que la firma de Goodwood tiene en la ciudad de Moscú ha colaborado de forma estrecha con el departamento Bespoke de Rolls-Royce para personalizar, desarrollar y fabricar estos sensacionales ejemplares del Cullinan, que están inspirados en la noche moscovita y que son únicos e irrepetibles.

Para crearlos se han tomado como punto de partida cinco unidades del majestuoso Rolls-Royce Cullinan Black Badge, del que esta edición especial y limitada hereda parte de su denominación 'Black', mientras que el 'Bright' le viene dado por los cinco vibrantes y brillantes colores que Bespoke ha elegido para vestir sus carrocerías: azul turquesa, naranja metálico, púrpura crepuscular, amarillo roja y rojo magma. Y es que sólo habrá una unidad en cada uno de esos colores.

Esconden unas molduras exclusivas

Si el exterior de estos Cullinan Black and Bright no pasa desapercibido, su interior lo es aún menos. En esta parte del vehículo se equipan unos confortables asientos y revestimientos acabados en suave cuero con inserciones en el mismo color utilizado en la carrocería. Esto mismo sucede con la nueva moldura que Bespoke ha creado para la ocasión y que se ubica frente al asiento del acompañante. Fabricada en fibra de carbono expuesta, intercala franjas en el mismo color de la carrocería. Y ojo porque Bespoke asegura que crear este elemento les lleva la friolera de 21 días.

Todos y cada uno de estos Cullinan también vienen equipados con el techo Starlight Headliner, cuyos puntos LED coinciden también con el color exterior de cada ejemplar, mientras que en los pasos de las puertas se puede leer la inscripción 'Black and Bright', además del lema 'Created specially for Rolls-Royce Motor Cars Moscow'.

Sobre los Black Badge con 608 CV

Al nacer sobre la versión Black Badge, todos estos Cullinan lucen molduras exteriores en cromo de color negro, un emblema del espíritu del éxtasis oscurecida, y lo más importante, un 6.75 V12 Biturbo mejorado, porque pasa a generar 608 CV de potencia y 900 Nm de par motor, cuando los Cullinan corrientes y molientes se conforman con 571 CV y 850 Nm.

El precio de cada uno de estos exclusivos y singulares Rolls-Royce Cullinan Black and Bright se mantiene en absoluto secreto, pero si lo quieres conocer, y de paso hacerte con uno de ellos, que sepas que sólo están disponibles en el concesionario que la firma británica tiene en el Hotel Ukraina de Moscú.