sábado, 2 julio 2022

RML 250 GT SWB. El primero de ellos cobra vida

Ha pasado prácticamente un año desde que el especialista RML Group anunciara por vez primera el desarrollo de su impresionante RML 250 GT SWB, un deportivo inspirado en el legendario Ferrari 250, que sin perder esa esencia clásica, ha sabido ser debidamente adaptado con exquisito gusto a los tiempos modernos.

Conocido con el mítico nombre de Short Whellbase, la compañía lo anuncia como un 'auto GT épico' que rinde un bonito homenaje a la 'edad de oro del automovilismo', al tiempo que es capaz de ofrecer la comodidad y la tecnología del Siglo XXI.

Nace de la base de un Ferrari 550 Maranello

Es por esa razón por la que los artesanos de RML Group han desarrollado este bello RML 250 GT SWB sobre la base de un deportivo de la talla del Ferrari 550 Maranello. De esa criatura italiana se aprovecha sus chasis, sobre el que RML ha desarrollado de forma artesanal una carrocería de fibra de carbono que mantiene las suaves curvas y las superficies fluidas del legendario Ferrari 250 GT. En ese exterior llaman la atención detalles como una parrilla de aspecto clásico, en la que se han integrado faros adicionales, equipados con tecnología Full LED para optimizar la visión cuando se circule de noche.

Detalles que no pasan desapercibidos son el capó con una discreta toma de refrigeración, tiradores enrasados en sus puertas, respiraderos laterales funcionales… Además en su zaga aparecen redondos pilotos superpuestos y un sensacional sistema de escape que promete una banda sonora de las de antaño.

RML fabrica hasta sus llantas de 18 pulgadas

RML ha sido capaz incluso de diseñar y de producir las elegantes llantas de 18 pulgadas que utiliza este RML 250 GT SWB y que están inspiradas en las llantas de radios utilizadas antaño por la casa de Maranello. Estas se han calzado con neumáticos Pirelli P Zero Rosso y tras todo este conjunto se ha colocado un potente equipo de freno con discos perforados, que delante tienen 330 milímetros, mientras que detrás se conforman con 310 milímetros.

RML no ha desvelado detalles del interior de esta auténtica maravilla de la ingeniería, pero anuncian un habitáculo 'mantra sin plásticos', donde todo lo que se encuentra a mano de sus ocupantes es de aluminio mecanizado, vidrio o cuero. Si bien, hace algún tiempo que RML lanzó unos bocetos donde se veía una atmósfera de aspecto clásico, minimalista y plagado de relojes circulares que le aportan una personalidad única y que se podrá personalizar al gusto del cliente.

En ese interior encontraremos un volante con regulación en altura y profundidad que le permitirá optimizar la ergonomía de la que prescindía el 250 GT original, al que también separa el que este 250 GT SWB puede acomodar sin problema a conductores de hasta dos metros de altura. Tampoco desentona un equipo de climatización moderno, así como un sistema de infoentretenimiento con una pantalla táctil que se puede ocultar cuando directamente deseas disfrutar de su V12 atmosférico.

Esconde un V12 atmosférico

Motor derivado directamente del usado por los mencionados Ferrari 550 Maranello, de forma que hablamos de un 5.5 V12 capaz de proporcionar 486 CV de potencia y 567 Nm de par motor. Como no podía ser de otra manera, se conecta con una transmisión manual de 6 velocidades para mandar dichos números a sus ruedas traseras.

Gracias a su ligera construcción este RML 250 GT SWB apenas pesa 1.700 kilos, firmando unas brillantes prestaciones, porque se habla de una velocidad punta de 290 km/h y un tiempo de sólo 4,1 segundos para acelerar de 0 a 60 millas por hora (96 km/h).

Dado que es imposible encontrar estos motores de 'kilómetro cero', lo que RML hace es desmontar todos y cada uno de sus componentes para examinarlos y para reemplazar en el caso necesario las piezas que sean precisas si estas no se encuentran dentro de los valores tolerados por la firma de Maranello.

Hablando del rendimiento de este 5.5 V12 atmosférico hay que tener en cuenta que RML ha ideado para él un nuevo sistema de admisión, refrigeración, aceite y escape. Y es que todo ello ha sido desarrollado para permitir a sus afortunados propietarios disfrutar al máximo de esta joya, incluso en un atasco en el mes más caluroso de Dubai.

30 unidades a 1,6 millones la pieza

Además de todas las modificaciones antes mencionadas, la suspensión utilizada también se ha revisado para adaptarse a las nuevas exigencias de esta joya. Vital ha sido la instalación de unos nuevos amortiguadores que ha fabricado a la medida el especialista Öhlins, además de que hay barras estabilizadoras más gruesas y muelles específicos.

Todo ello desarrollado específicamente para esta maravilla de la que esperan fabricar un máximo de 30 unidades, de las cuales aseguran que el 70% viajará fuera de Reino Unido, donde se ensambla de manera artesanal esta joya cuyo precio de partida arranca en 1,35 millones de libras, cuantía que podemos traducir en 1.620.000 euros… sin impuestos.