martes, 27 septiembre 2022

Richard Mille fabrica este McLaren Speedtail para tu muñeca

Hace ya algún tiempo que Richard Mille y McLaren unieron sus fuerzas, pero su última criatura, que lleva el nombre de RM 40-01 Automatic Tourbillon McLaren Speedtail, es una pieza digna de exponerse en un museo.

Pero antes de que te emociones demasiado, ten en cuenta que la exclusiva firma relojera suiza está pidiendo la escalofriante cifra de 900.000 francos suizos por cada una ejemplar. Y antes de que acudas a tu gestor de banca para que te traduzca la factura, ya te digo yo que son algo así como 822.400 euros. Una fortuna acorde a un deportivo por el que los de Woking estaban pidiendo 1,9 millones de euros… sin impuestos.

Inspirado en la carrocería del Speedtail

Richard Mille se ha inspirado en el aerodinámico diseño del Speedtail para desarrollar la caja de este reloj de pulsera, el cual plasma las aberturas del capó del bólido británico a lo largo de su bisel, mientras que los pulsadores laterales están destinados a evocar las salidas de aire que luce tras las ruedas delanteras.

1 GHgemJRFNo02Y Motor16

Otras zonas del Speedtail, como el capó, la línea del techo, o la tercera luz de freno, también están presentes en este sensacional reloj, cuya correa de caucho muestra detalles que hacen honor a esta criatura tan especial, además de que luce acentos en color naranja, el tono corporativo de la firma de Woking.

Richard Mille ha tardado bastante tiempo en lanzar al mercado este sublime RM 40-01 Automatic Tourbillon McLaren Speedtail, porque los primeros Speedtail fueron entregados hace ya algo más de un año. Si bien, este retraso tiene su razón de ser. Y es que la firma suiza necesitó más de 2.800 horas a lo largo de 18 meses para perfeccionar las líneas de este singular reloj.

Se fabricarán 106 unidades

Fabricado en titanio, carbono o platino, esta pieza de ingeniería además esconde una complejidad técnica equiparable a la avanzada mecánica híbrida enchufable del McLaren Speedtail. Para diseñar su mecanismo Richard Mille tuvo que construir cinco prototipos, mecanismo formado por el primer tourbillon interno de la compañía, que indica su reserva de marcha, que cuenta con calendario y que les llevó 8.600 horas de desarrollo. Y como no podía ser de otra manera, todo ello queda protegido tras un cristal único y con un contorno perfeccionado para casar a las mil maravillas con su bisel.

La compañía suiza ha confirmado que solo fabricará 106 ejemplares de este RM 40-01 Automatic Tourbillon McLaren Speedtail, las mismas unidades que los de Woking han creado de su último bólido, el digno sucesor del legendario McLaren F1.