viernes, 9 diciembre 2022

RENNtech ha creado el Mercedes-Benz Clase S perfecto. Y tiene un 7.6 V12

El especialista RENNtech acaba de crear el que consideran el Mercedes-Benz Clase S perfecto. Y eso que esta criatura nace de una unidad fabricada en 1992. Pero el contar con un corazón 7.6 V12 bajo el capó, ayuda bastante para acercarlo a esa perfección buscada por este preparador.


RENNtech remonta sus orígenes al año 1989. Desde entonces la compañía ha sido capaz de crear algunos de los Mercedes-Benz modificados más impresionantes de la historia. Y es que tras el nombre de RENNtech se encuentra el Hartmut Feyhl, quien fuera durante 12 años ingeniero de AMG. Solo él sabe cómo construir el Mercedes-Benz Clase S ideal.

Este RENNtech S76R nace de un Mercedes-Benz 600 SEL de 1992


Bautizado con el nombre de S76R, esta maravilla toma como punto de partida un Mercedes-Benz 600 SEL fabricado en 1992. Pero para hacerlo más especial, debajo de su capó se ha colocado una variante mejorada del corazón M120. Y es que ese 6.0 V12 original ha dejado paso a un propulsor, que aun manteniendo su naturaleza atmosférica eleva su cilindrada hasta los 7.6 litros. Por si no fuera suficiente, RENNtech ha instalado una gestión electrónica específica y un nuevo sistema de cableado. El resultado es un propulsor que ha pasado de 408 a 615 CV de potencia. Además el par motor también ha escalado de 580 a 952 Nm.


RENNtech no se ha conformado con esta inyección de energía. Y es que la transmisión automática de cuatro velocidades ha dejado paso a un cambio automático de cinco relaciones. También equipa a su S76R de un diferencial de deslizamiento limitado OS Giken. Con todos estos cambios el especialista dice que su sensacional Clase S puede acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos, además de alcanzar con facilidad los 250 km/h. Y ten en cuenta que este S76R pesa 2.180 kilos.

Recibe un equipo de frenos con discos carbocerámicos

RENNtech S76R. Imagen llanta.

Remata la jugada un artesanal sistema de escape. Fabricado en acero inoxidable, este cuenta con silenciadores especiales y catalizadores deportivos que además de ayudar a elevar la potencia de su 7.6 V12 atmosférico, permiten que este suene a las mil maravillas.


Para digerir toda esta potencia adicional, RENNtech también ha instalado diferentes mejoras en su S76R. Entre ellas encontramos un sistema de frenos firmado por AMG. Este se compone de discos de freno de material carbocerámico, que tienen 402 milímetros en el eje delantero y 380 milímetros en el eje trasero. Por si no fuera suficiente, esconde unas pinzas de seis pistones delante y de cuatro pistones detrás. Todo esto queda oculto tras unas exclusivas llantas firmadas por RENNtech. Fabricadas en aluminio forjado, son de 19 pulgadas y se calzan con neumáticos Michelin Pilot Sport 4S que tienen medida 235/45 R19 delante y 285/35 R19 detrás.

RENNtech incluso mejora el interior de este Clase S

RENNtech S76R. Imagen interior.

Este sublime S76R también tiene un interior creado a su imagen y semejanza. Por ello se ha instalado un techo vestido en tejido Alcantara, molduras de fibra de carbono, exclusivos asientos tapizados en cuero con motivos de diamante… Y hasta la banqueta tradicional trasera se ha reemplazado por dos asientos individuales que cuentan con todo tipo de regulación. Además estrena un sistema de sonido creado a la medida de esta joya, que incluso tiene conexión Apple CarPlay.


Pero, ¿quién desea escuchar música cuando se disfruta de un 7.6 V12 atmosférico bajo el capó?