Renault Twingo. Un urbano de categoría
TODO ATRÁS

Renault Twingo. Un urbano de categoría

Ya hemos tenido ocasión de conducir la tercera generación del Renault Twingo, un utilitario que recoge el legado de los clásicos "todo atrás" de la marca del rombo. Llega a finales de año desde los 11.700 euros.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

26 de Septiembre 2014 11:24

Comparte este artículo: 0 0

En 2008 Renault comenzó a desarrollar la tercera generación del Twingo, un modelo que en España ha vendido más de 70.000 unidades desde su lanzamiento en el año 1993. Por aquellos entonces el Renault Twingo sólo tenía cinco competidores y hoy, el nuevo Twingo tiene más de 25 feroces rivales dispuestos a arrebatarle un trozo de mercado. Decir que por medio, en el año 2007, Renault lanzó la segunda generación del Twingo.

Desde lo femenino a lo masculino en personalización

El nuevo Renault Twingo mide 3,59 metros de largo, 10 centímetros menos que su antecesor (3,43 metros medía el primer Renault Twingo), pero su distancia entre ejes aumenta 125 milímetros, para situarse en los 2.492 milímetros, una cifra bastante aceptable gracias sobre todo a sus cortos voladizos. Estéticamente recoge el legado de sus antepasados, pues tiene elementos de la primera generación del Twingo, pero también del mítico R5, sobre todo en su parte posterior, donde destaca a su vez un portón trasero que es de una pieza de cristal. Es el primer Twingo con cinco puertas, y no llegará una versión de tres. Esto se traduce en una mayor comodidad para los ocupantes, pero no sacrifica el diseño al ocultar los tiradores traseros. Para los más sibaritas, Renault propone una amplia gama de personalización, pues permite combinar siete colores de carrocería, tres para los retrovisores, parrilla y molduras, seis adhesivos diferentes para el exterior... También podemos optar por un techo de lona eléctrico, el cual presume de calidad y aísla perfectamente. Comprobado. Eso sí, tiene un precio de 890 euros.

Decir también que todos los Renault Twingo cuentan con unas llamativas luces diurnas LED en su frontal. Éstas nunca se apagan por completo, sino que se atenuan cuando se conectan las luces (puede equipar también el sensor de lluvia y luces).

Más pequeño por fuera, pero grande por dentro

El habitáculo tampoco se queda atrás con la personalización, pero además presume de amplitud (68 centímetros para las piernas medimos en las plazas traseras con un conductor de 1,75 metros de estatura al volante), con espacio para cuatro ocupantes. Bien es cierto que Renault lo podría haber homologado como cinco plazas, pues detrás tres niños si caben y seguro que nos saca de más de un apuro. Las ventanillas de las puertas traseras son de tipo compás, igual que también sucede en los nuevos Citroën C4 Cactus. Tampoco hubiera estado de más dotarle de cuentavueltas (sólo se puede ver de forma digital desde una pantalla concreta del R&Go) o termómetro de temperatura del motor. Aún así, su puesto de conducción es ergonómico, con mandos heredados del Clio o el Captur, presenta una buena visibilidad y todo queda a mano. También presume de funcionalidad, gracias a multitud de huecos interiores que suman en total 52 litros adicionales. Éstos se pueden sumar a un maletero algo pequeño, que hasta la bandeja (por cierto, de tela y endeble) cubica 174 litros de capacidad, aunque se amplía hasta los 980 litros y el respaldo del acompañante se puede abatir para transportar objetos de hasta 2,31 metros de largo. Los respaldos traseros también presentan una posición más vertical, de manera que en esas circunstancias, el maletero crece hasta los 219 litros.

Un "todo atrás"

El principal culpable de su capacidad es la posición del propulsor, ya que va en la parte trasera. Renault es todo un experto en este apartado, y lo demostró con modelos como el R8, el R5 Maxi, el Spider o el Clio V6. Este Twingo recoge este legado de los "todo atrás" de Renault, y también fue un requisito indispensable para el desarrollo del Smart ForTwo, gemelo de este Twingo junto al Smart ForFour (éste último se fabrica también en la planta de Novo Mesto en Eslovenia a un ritmo que puede llegar a las 150.000 unidades anuales entre ambos modelos). Esta posición del motor aporta varias ventajas, cómo que las ruedas delanteras puedan girar 45 grados (antes lo hacían 30 grados), lo que mejora el diámetro de giro, con sólo 8,6 metros. Eso sí, tiene demasiados vueltas de volante entre topes, con 3,9 vueltas en el caso de los SCe 70 (los TCe tienen una dirección variable que reduce las vueltas entre topes a 3,4). El Twingo presenta un reparto de pesos 45% delante y 55% detrás (se equilibra al 50 por ciento con el conductor al volante), y junto a la propulsión trasera, ofrece una dinámica muy divertida, pero que no cunda el pánico, pues su zaga ni se nos insinúa y pisa con firmeza. Además el ESP no se puede desconectar. Una pena es que Renault no haya aprovechado el espacio que queda bajo el capó delantero para haber creado un pequeño maletero que sumara litros al trasero. Este capó de plástico se puede abrir con dos tiradores en el exterior, pero sólo para acceder al líquido de limpiaparabrisas o a la batería. Por cierto, el kit reparapinchazos va situado bajo los pies del acompañante.

Sólo motores de gasolina SCe y TCe... Por ahora

Renault propone dos motores de gasolina con tres cilindros y Stop&Start para el Twingo, los cuales se combinan con un cambio manual de 5 marchas de tacto muy deportivo en el caso de los TCe. En 2015 llegará un nuevo cambio automático de doble embrague con 6 velocidades de nuevo desarrollo, pues no deriva del actual EDC que usan el Clio, el Captur o el Megane. El primero de ellos es un nuevo SCe atmosférico de 1.000 centímetros cúbicos que ofrece 70 CV de potencia y un par máximo de 91 Nm. Es una potencia similar a la ofrecen sus rivales directos (deriva del TCe, pero con más cilindrada). Sus prestaciones son más que suficientes para un uso urbano y sus alrededores, y sólo si hacemos más carretera de lo normal, nos inclinaríamos por el TCe. De no frecuentar mucha autovía, el SCe sería nuestra elección, pues es muy agradable, está muy bien aislado, apenas produce vibraciones y su consumo es ajustado ya que homologa un gasto medio de 4,2 l/100 km con emisiones de 95 g/km de CO2. Decir que el Renault Twingo con este propulsor alcanza una velocidad máxima de 151 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 14,5 segundos.

Por encima se encuentra el TCe, que suma un turbo para ofrecer 90 CV y un par máximo de 135 Nm. Este motor de 900 centímetros cúbicos lo usa el Clio o el Dacia Sandero, pero ha recibido cambios para poderlo ubicar en su nueva posición, como inclinarlo 49 grados. Es más "cañero" que el SCe, suena con más contundencia y empuja con energía en todas sus marchas, haciendo del Twingo TCe un kart, casi literal, pues tiene unas suspensiones quizá demasiado duras, lo que unido a unos neumáticos 185/50 R16 delante y 205/45 R16 detrás, lo hacen incómodo cuando el asfalto no está en perfectas condiciones. Por suerte estas llantas son opcionales. Eso sí, cuenta con un modo ECO para ahorrar al máximo. Nosotros medimos un consumo durante la prueba de 5,8 l/100 km, y no precisamente haciendo una conducción eficiente. Aunque en realidad homologa un consumo medio de 4,3 l/100 km con una emisiones de 99 g/km de CO2. El Renault Twingo con el propulsor TCe es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 10,8 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 165 km/h.

Durante la presentación, los responsables de Renault aseguraron que este nuevo Twingo contará con una versión 100 x 100 eléctrica, pues su plataforma está adaptada para albergar unas baterías bajo el piso. Cuando llegue se sumará a los actuales Twizy, Zoe, Fluence y Kangoo ZE. Pero los más dinámicos tendrán en mente una futura versión R.S. o Gordini del Twingo con un motor más potente, la cual también está confirmada. En éste, si que se podrá desconectar el control de estabilidad, como en todos los R.S. de Renault.

Una dotación de serie muy completa

En nuestro mercado, los nuevos Renault Twingo llegan en el mes de octubre y se ofrecerán con dos acabados (Intens y Zen), y ambos equipan aire acondicionado, cuatro airbag, ESP, cambio involuntario de carril... Y también el R&Go, un soporte para conectar nuestro smartphone y tener conectividad total con el Twingo una vez descargada e instalada una aplicación concreta. Pero como opción ofrece el R-Link con una pantalla táctil de 7 pulgadas.

Los precios del nuevo Renault Twingo sin tener en cuenta el Plan PIVE son:

- Renault Twingo 1.0 SCe 70 CV Intens: 11.700 euros

- Renault Twingo 1.0 SCe 70 CV Zen: 12.600 euros

- Renault Twingo 0.9 TCe 90 CV Zen: 13.500 euros

Artículos recomendados

Sigue Motor16