miércoles, 8 febrero 2023

Renault, Nissan y Mitsubishi compartirán casi el 50% de sus modelos para 2025

El Grupo formado por Renault, Nissan y Mitsubishi ha presentado sus planes a medio plazo para mejorar la competitividad y rentabilidad, entre los que destaca un modelo cooperativo de negocio (que han denominado leader-follower, líder-seguidor) que les llevaría a desarrollar y producir casi el 50% de los vehículos de forma conjunta de aquí a 2025. Este plan de negocio contribuiría a la reducción de costes por vehículo de hasta un 40%.

La estrategia de la Alianza pasa por impulsar la estandarización de sus procesos, desde las plataformas hasta las carrocerías. Por segmentos de producto, se basarán en un vehículo líder (mother) y crearán otros similares (sister) siguiendo a la marca líder y apoyados por los equipos de los otros fabricantes.

Compartir producción

Otra de las estrategias pasa por garantizar que los vehículos del Grupo se produzcan utilizando la configuración más competitiva, en lo que se incluye compartir la producción. Además, se continuará trabajando en el intercambio de vehículos comerciales ligeros, donde el modelo líder-seguidor (leader-follower) ya está aplicado.

La Alianza también establecerá lo que denomina regiones de referencia, es decir, que cada fabricante enfocará su competitividad en una región concreta. Nissan se convertirá en referente en China, Norteamérica y Japón; Renault en Europa, Rusia, Sudamérica y África del Norte; y Mitsubishi Motors en el sureste asiático y Oceanía. La marca japonesa anunciará mañana mismo su plan de reestructuracion en el que se conocerá el futuro de Nissan Barcelona.

Una marca, un segmento

Además, cada marca liderará a partir de 2025 la renovación de un segmento de mercado. En el C-SUV (Nissan Qashqai, Renault Kadjar) será Nissan y en B-SUV (Renault Captur, Nissan Juke) en Europa, Renault. En América Latina, las plataformas de modelos del segmento B pasarán de cuatro variantes a una para las marcas Renault y Nissan y se producirán en dos plantas. Cada una de ellas fabricará tanto para Renault como para Nissan. En el sudeste asiático y Japón, se reproducira el mismo esquema con la colaboración entre Nissan y Mitsubishi Motors.

Además, el esquema de líder-seguidor se extenderá también a tecnologías clave. Nissan liderará la conducción autónoma; Renault, la tecnología del coche conectado, en la que la marca liderará la plataforma basada en Android y Nissan hará lo propio con la tecnología utilizada en China. Renault se encargará del e-body, el sistema central de la arquitectura eléctrica y electrónica mientras que Mitsubishi marcará el paso en tecnologías PHEV para los segmentos C y D.