Renault Clio Initiale Paris. Máxima expresión del lujo
SÓLO LLEGAN 70 A ESPAÑA

Renault Clio Initiale Paris. Máxima expresión del lujo

En el mes de abril llega a los concesionarios el Renault Clio Initiale París, una edición exclusiva que se venderá con un equipamiento abrumador, un acabado exquisito y del que sólo llegarán 70 unidades a 20.050 euros.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

11 de Febrero 2015 11:10

Comparte este artículo: 13 0

Con este exclusivo Renault Clio Initiale París, la marca del rombo mira a su pasado, pues hace unos cuantos años ya puso a la venta las singulares versiones Baccara de los míticos Renault 5 y Renault Clio.

Con cuero nappa cosido a mano

Y es que esta versión se sitúa como el máximo exponente del lujo, pero en el segmento utilitario. Para comenzar, sus asientos se tapizan en un exclusivo cuero nappa con un vistoso degradado en colores, los cuales también suman la calefacción en los delanteros. Volante, salpicadero y puertas también se tapizan en cuero, luciendo unas costuras realizadas artesanalmente en contraste con el color. Tampoco fata un techo que viene tapizado en un material textil que simula el Alcántara, los pedales deportivos en aluminio, una iluminación específica en los relojes, umbrales de las puertas con el logo Initiale Paris... Todo lo necesario para realzar la artesanía y saber hacer de los artesanos franceses.

Colores exclusivos y faros de xenón

El exterior también resalta su exclusividad con elementos como los apliques cromados, los logos "Initiale París" que sustituyen a los clásicos de "Clio" de su portón posterior, las singulares llantas de 17 pulgadas o los tres colores creados para este nuevo Clio Initiale París: Negro Etoilé, Gris Givre y Blanco Ivoire. Tampoco faltan unos paragolpes específicos (en realidad derivan de los que utilizan los Renault Clio GT), un singular escape posterior o unos nuevos faros con una luz diurna led diferenciada del resto de los Renault Clio y que además cuentan con xenón, siendo el primer Renault Clio en equipar esta tecnología de iluminación. Renault no dice la potencia de las lámparas, pero carece de sistema de limpieza de faros y también de regulación automática en altura (igual que sucede en los faros de xenón del Skoda Rapid y Skoda Spaceback).

Si su estética y su calidad son dignos de alabanza, su nivel de equipamiento brilla a gran altura, pues no faltan elementos de confort como el climatizador automático, la llave inteligente con arranque por botón, el sistema de navegación R-Link con pantalla táctil, sensores de lluvia y luces... Entre sus opciones aparecen elementos como la cámara de marcha atrás, la rueda de repuesto o el techo panorámico, un extra de 550 euros y que es fijo, pues no se puede abrir.

A España sólo con el dCi 90

Renault ha confirmado que sólo vendrán a España 70 unidades del Renault Clio Initiale París, las cuales vendrán numeradas y formarán una exclusiva edición limitada. Todas ellas contarán con el propulsor 1.5 dCi de 90 CV, aunque en otros mercados se venderá con el propulsor 1.2 TCe de 120 CV asociado al cambio automático de doble embrague EDC, una transmisión que será opcional por 1.400 euros en el caso del dCi 90 que sí llegará a nuestro mercado. Con este eficiente propulsor, el Renault Clio Initiale París alcanza una velocidad máxima de 178 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 11,7 segundos y firma un consumo medio de 3,6 l/100 km, que son 3,7 si elegimos el cambio EDC, el cual carece de levas en el volante para su manejo en modo secuencial.

Este Renault Clio Initiale París tiene un precio de 20.050 euros, que asciende a 21.450 euros en el caso de quererlo con el cambio EDC de 6 marchas. Supone un incremento de 2.025 euros respecto a un Renault Clio dCi 90 con el nivel de acabado Dynamique.

A la llegada de esta exclusiva versión del Renault Clio se sumará también la lujosa variante Initiale París del nuevo Renault Espace, que llegará más adelante. Y todavía en un futuro algo más lejano llegarán versiones Initiale París para los segmentos A, C y D (es decir: Twingo, Mégane y Laguna), por lo que existirá una gama completa con este nivel de calidad y terminación. Con estas versiones, Renault no hace otra cosa que allanar el camino para una posible nueva marca "premium" al estilo de lo que ha sucedido con Citroën y DS. Pero esto son sólo conjeturas y todo estará por ver.

Artículos recomendados

Sigue Motor16