Range Rover Evoque Convertible. Lo probamos
PRIMER CONTACTO

Range Rover Evoque Convertible. Lo probamos

El Evoque sigue protagonizando su propia revolución y ahora, con el Convertible multiplica su exclusividad. Ya lo hemos probado y además de ser un descapotable 'para pasear' es un auténtico Land Rover.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

15 de Marzo 2016 09:19

Comparte este artículo: 46 0

Land Rover vuelve a distinguirse con el Evoque, el modelo de más éxito de la marca británica, autor de una auténtica revolución comercial, pues de él se han vendido más de 500.000 unidades desde su lanzamiento. Y es el Land Rover que ha alcanzado más rápido esa cifra. Las claves están claras, diseño, tecnología y exclusividad, además de la imagen y el carácter 'off road' de todo Land Rover que se precie.

Y con esas mismas armas, en Land Rover dan el siguiente paso, para que del Evoque se siga hablando y siga siendo ese objeto de deseo que es desde hace año. ¿Qué puede hacer más deseable un Evoque? debieron pensar en la marca británica."Hacerlo descapotable", era la respuesta clara aunque, al principio, tal vez alguno se lo tomara a broma. Efectivamente la suma del deseo que provoca un SUV y la de un descapotable deben ser argumentos suficientes para alcanzar el éxito. Siempre y cuando no se pierda nada del carácter que debe tener todo Land Rover.

El Range Rover Evoque Convertible está disponible con tres motores, dos diésel de 150 y 180 caballos y un gasolina de 240.El Range Rover Evoque Convertible está disponible con tres motores, dos diésel de 150 y 180 caballos y un gasolina de 240.

Y esa es la tarea que se impuso el fabricante británico: hacer un descapotable que fuera también un todoterreno o viceversa. Diseño, tecnología y exclusividad eran los pasos a cubrir. Y todos ellos se han dado. En diseño, realmente no había mucho que hacer. Con la base del atractivo Evoque, crear un descapotable no es nada complicado. Mantiene la línea de cintura ascendente en el lateral, lo que le da un aspecto poderoso, las puertas sin marco y todo ello combinado con un clásico techo de lona, de cinco capas -el más largo y ancho que lleva un vehículo de serie- como los descapotables de toda la vida. El resultado es atrayente.

Derroche de tecnología

Si hablamos de tecnología, hay de todo, tanto en sistemas de comunicación o infoentretenimiento como en dispositivos de seguridad y ayuda a la conducción. Entre los primeros, el nuevo sistema Incontrol Touch Pro, con pantalla de 10,2 pulgadas desde la que se manejan diversas funciones del coche, se conecta el smartphone, cuenta con conexión 3G y permite que hasta 8 dispositivos puedan navegar por internet. Este sistema incorpora por primera vez en un coche un disco duro de estado sólido de cuatro núcleos.

En cuanto a sistema de seguridad, por ejemplo equipa un sistema de protección antivuelco situado detrás de las plazas traseras que se activa en 90 milisegundos si detecta una inclinación anormal del coche. Ofrece el Active Driveline, que desconecta la tracción trasera cuando no se necesita para ahorrar combustible, el Torque Vectoring que frena la rueda trasera que pierde tracción para evitar el sobreviraje o un asistente de aparcamiento asistido, una alerta de cambio involuntario de carril, una más de fatiga del conductor, un lector de señales de tráfico, un Head-up Display que proyecta la información en el parabrisas...

Interior para cuatro ocupantes que en solo 21 pasan de circular en un coupé a hacerlo en un descapotable.Interior para cuatro ocupantes que en solo 21 pasan de circular en un coupé a hacerlo en un descapotable.

Si hablamos de exclusividad, no hay más que echar un ojo a la calidad que se percibe en el interior. El cuidado por el detalle, por la calidad de materiales, por la personalización es uno de los éxitos del Evoque y aquí no iba a ser menos. El interior ofrece espacio para cuatro ocupantes, dicen que las mismas cotas que en el Evoque Coupé, que viajarán envueltos en un ambiente refinado.

Con carácter 'off road'

Y queda hablar del carácter 'off road'. Aquí tampoco se ha 'reparado en gastos'. Para conseguir que un descapotable pudiera tener el mismo comportamiento que un Evoque cerrado, se ha trabajado mucho en el chasis, añadiéndole refuerzos en el marco inferior de las puertas que aumentenla rigidez torsional. También incorporar los sistemas de sus hermanos para escapar de la carretera; cuenta con el Terrain Response con cuatro programas (Normal, Hierba, Gravilla/Nieve/Barro/Surcos y Arena) o el Terrain Progress Control, que permite seleccionar la velocidad entre 1.8 y 30 km/h para que el conductor no tenga que tocar el acelerador y se centre en la conducción. También hay un sensor de profundidad de vadeo...

La gama de motores del Evoque Convertible está compuesta por propulsores de la familia Ingenium. En diésel cuenta con variantes de 150 y 180 caballos y en gasolina únicamente la versión de240 caballos. Todos ellos gestionados por un cambio automático de 9 velocidades (otra delicatessen tecnológica) y todos ellos con tracción total.

Muy divertido en marcha

Hemos tenido la oportunidad de recorrer más de 400 kilómetros con la versión diésel de 180 caballos. Por carreteras de los Alpes franceses el Evoque Convertible ha demostrado un comportamiento muy divertido y deportivo. Esa mezcla de deportivo con todoterreno funciona. En autopistas y vías rápidas es muy agradable y en carreteras de montaña se comporta muy bien, aunque echamos en falta un poco más de rabia en el motor al afrontar horquillas de subida. Por suerte el cambio, que cuenta con levas nos permite, en cierto modo, pincharle para que saque el carácter. Pero no no defrauda en absoluto.

Con la capota bajada y un cortavientos que anula las plazas traseras se puede circular a más de 120 km/h y mantener una conversación sin necesidad de elevar mucho el tono de voz. Y además no se produce excesivos remolinos de aire en el interior, con lo que viajar descapotado será una sensación muy agradable. Y si no, basta con reducir la velocidad por debajo de 48 km/h y subir la capota y en 21 segundos tenemos un coupé con una excelente sonoridad interior.

Su capacidad todoterreno queda fuera de toda duda con esta imagen. El Evoque Convertible es un auténtico Land Rover.Su capacidad todoterreno queda fuera de toda duda con esta imagen. El Evoque Convertible es un auténtico Land Rover.

Y si nos salimos fuera de carretera, tendremos un todocamino que no se arruga ante nada. Pudimos hacer varias pruebas de descenso de pendientes, paso de puentes o circular sobre una pared de inclinada tanto en nieve como en tierra y barro (mucho más de lo que probablemente vaya a hacer nunca un propietario del Evoque Convertible) y el resultado fue fantástico. Pese a no contar con techo, la rigidez es tremenda. Con dos ruedas en el aire en el paso de puentes, no se oía el más mínimo 'crujido' y las puertas abrían y cerraban perfectamente. Solo un ejemplo de que la cuarta clave -el carácter 'off road'- también está garantizado.

Claro que todo esto tiene un precio, y el del Evoque Convertible no es precisamente bajo: entre 54.700 y 70.500 euros es lo que va a costar. Pero tener un deportivo, un descapotable y un todoterreno en un solo coche no está al alcance de cualquiera. 

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon