domingo, 5 febrero 2023

Los nuevos radares medusa de la DGT, qué son y cuál es la multa que puede ponerte

Dice el refrán que “cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar…”. Eso es lo que debe haber pensado la DGT española ante la puesta en funcionamiento en París y en varias ciudades francesas de varias decenas de unidades de este nuevo tipo de radar. Así es el radar medusa.

Radar medusa, entra en acción

Conocido popularmente como radar medusa, se trata de un nuevo tipo de aparato de medición que poco a poco se van a hacer populares en las ciudades. En concreto se trata de radares de medición de ruido, con el cual pueden medirse las emisiones sonoras de cada vehículo.

radar medusa

Lógicamente estas mediciones no se realizan con carácter informativo. Sino que tienen un fin sancionador. De hecho los radares disponen de tecnología para distinguir las emisiones sonoras de cada automóvil. Se acompaña además de una sofisticada cámara de 360 grados para recoger un aprueba gráfica del coche o el vehículo que está llevando a cabo el vehículo.

Ya funciona en Francia

Si nos guiamos por el ejemplo francés, allí la frontera de la multa está en los 90 decibelios. En este caso la sanción es de 135 euros y se está aplicando ya de forma discriminada en ciudades como París.

radar medusa

Los radares medusa son tan sofisticados que pueden llegar a realizar hasta 10 mediciones por segundo. Una verdadera barbaridad que le permite distinguir a todos y cada uno de los vehículos que pasan por la vía donde está ubicado. El sistema se remata con la cámara fotográfica que le permite recoger imágenes del coche y la matrícula de los infractores, para así poderles hacer llegar la denuncia.

radar medusa


En España se encuentra ya instaladas varias unidades. En concreto en Barcelona, aunque todavía están en fase de pruebas, lo que significa que no están sancionando a los infractores por el momento.

Aunque acabarán por hacerlo. En concreto uno de los primeros radares está instalado en la C-31. Tal y como explica el concejal de Emergencia Climática de la localidad, se trata de un radar experimental que da paso a un nuevo tipo de tecnología con mucho recorrido por el momento.

Sonometro en mano

Hasta ahora todas las mediciones sonoras las llevaban a cabo agentes de la policía con un sonómetro de mano. La única manera de que llevaran a cabo sanciones. Se calcula que un vehículo que sobrepase el umbral de los 90 decibelios puede llegar a despertar a más de 10.000 personas al circular por cualquier ciudad en horario nocturno.

radar medusa


En España la normativa de sanciones por infracciones relacionadas con la sonoridad depende de cada ayuntamiento. Por lo tanto no existe una legislación única que se pueda aplicar genéricamente. Lo que sí es cierto es que en los casos más graves se puede llegar a aplicar la normativa por delito de contaminación acústica.

El rango de las sanciones económicas por este tipo de infracciones va desde los 100 euros y hasta los 3.000 en los casos más graves. Pero lo habitual que está aplicando la DGT cuando detecta algún tipo de infracción de este tipo en un vehículo es de 200 euros.

Radar medusa, así funciona

Este tipo de sanciones son mucho más habituales en las motocicletas y en los scooter, que en muchos casos circulan sin silenciador, lo que se conoce popularmente como escape libre, lo que supone un verdadero atentado ecológico tanto por la incomodidad de la acción como la capacidad que tiene para molestar a todos los habitantes de los alrededores.

Pero la sonoridad no afecta tan sólo al motor, sino que también podemos incurrir en este mismo delito por llevar demasiado alta la música del coche o la de la motocicleta, con lo que la situación y la sanción sería exactamente la misma.