¿Quieres ser un conductor más eficiente?
DIEZ CONSEJOS DE NORTHGATE

¿Quieres ser un conductor más eficiente?

Conducir de forma más eficiente disminuye el consumo de combustible y prolonga la vida del vehículo pero, sobre todo, ayuda al medio ambiente. La empresa de renting flexible Northgate ha elaborado diez consejos para que nuestros movimientos por carretera tengan el menor impacto posible. ¡Toma nota!

Redacción

24 de Junio 2020 13:00

Comparte este artículo: 17 6

El tipo de conducción que realizamos tiene un impacto directo sobre el medio ambiente y, como conductores, podemos poner nuestro granito de arena para ayudar a reducirlo. La empresa de renting flexible Northgate ha elaborado diez consejos para que nuestros movimientos por carretera tengan el menor impacto posible. Este es el decálogo de la conducción eficiente.

1. Inicia bien la marcha

En los motores de gasolina es posible iniciar la marcha inmediatamente después de arrancar, pero en los vehículos diésel es recomendable esperar unos segundos.

2. Evita bajar totalmente las ventanillas

La ventanillas bajadas reducen la aerodinámica y aumentan el consumo de combustible.

3. Evita sobrecargar el vehículo

Por cada 100 kilogramos que añadimos de carga el consumo se incrementa en un 5%. También, debemos huir de prácticas comunes, como utilizar el maletero como lugar de almacenaje o llevar puesta la baca y no utilizarla.

4. El aire acondicionado, lo justo

Siempre que sea posible, recomendamos aclimatar la temperatura del vehículo bajando las ventanillas a la mitad, ya que el uso del aire acondicionado aumenta el consumo de combustible en un 20%.

5. Evita velocidades altas

Trata de mantener la velocidad lo más uniforme posible, evitando los frenazos y los cambios bruscos. El consumo de carburante aumenta en función de la velocidad al cuadrado, es decir, un aumento de velocidad del 20% significa un aumento de 44% del consumo.

6. Las marchas, largas, y las revoluciones, bajas

Es recomendable intentar circular con las marchas más largas posibles, sin llegar a llevar el motor al calado, y controlar la correcta transición de marcha, cambiando entre las 2.000-2.500 revoluciones por minuto en caso de gasolina y 1.500-2.000 en el caso de los motores diésel. De esta manera, el motor producirá una menor combustión. Además, hay que tener en cuenta que la primera marcha solo debe ser utilizada durante los dos segundos posteriores a la puesta en marcha y para estacionar.

7. El vehículo, siempre revisado

El buen estado y el correcto mantenimiento del coche es fundamental para cuidar el medio ambiente. Hay que tener especial cuidado con el tubo de escape y asegurarnos de que no haya fugas, ya que es precisamente en el escape donde quedan atrapadas más sustancias nocivas derivadas de la combustión antes de ser emitidas a la atmósfera. También es fundamental revisar la batería y los sistemas de encendido, ya que son precisamente los combustibles mal quemados los más contaminantes.

8. Utiliza el freno motor

En las deceleraciones, siempre que el espacio lo permita, levanta el pie del acelerador y deja rodar el vehículo con la marcha engranada. El motor actuará como freno y así el consumo será cero.

9. En las bajadas, no aceleres

Pero tampoco pongas punto muerto, ya que es un falso mito para reducir el consumo.

10. Apaga el motor

En paradas que duren más de 60 segundos para que deje de emitir gases.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados