jueves, 9 febrero 2023

Quicksilver y Midnight Cherry Red: los nuevos colores para el Tesla Model Y

Corría el mes de marzo cuando la compañía de California anunció la llegada de dos nuevos colores para su sensacional Tesla Model Y. Sin embargo las nuevas tonalidades, llamadas Quicksilver y Midnight Cherry Red comienzan ahora a estar disponible en este electrizante modelo. Y solo en las unidades que son ensambladas en la famosa Gigafactory que la compañía tiene en Berlin.

En ese mes de marzo el propio CEO de Tesla, Elon Musk, anunció que su Gigafactory de Berlin tiene el taller de pintura más avanzado de la compañía. Y ese sería el primer lugar en comenzar a utilizar colores especiales que inicialmente llegarán a su Tesla Model Y, porque es el modelo que se fabrica en dicha planta. Musk anunció un ‘rojo muy especial’ y una especie de ‘plata líquida’, que ahora sabemos que llevan el nombre de Midnight Cherry Red y Quicksilver respectivamente.

Estos colores solo se pueden aplicar en los Tesla Model Y que salen de Berlin

Ambas tonalidades están creadas de ‘pintura metálica altamente pigmentada, diseñada para cambiar según el ángulo de visión y de la luz’. La firma de California también ide que estos colores han sido posibles gracias a que cuentan con el sistema de pintado más avanzado del momento, el cual permite aplicar hasta 13 capas, consiguiendo así una mayor profundidad y dimensión, además de un aspecto de pintado a mano.

Los Tesla Model Y que se fabrican en la Gigafactory de Berlin son los únicos que se pueden solicitar con dichos colores, pero no descartes que en un futuro no muy lejano también se apliquen a la carrocería de otros modelos de la marca. Estos Tesla Model Y son enviados a clientes de Europa y de Oriente Medio, siendo estos los que podrán solicitarlos, por el momento en las versiones Long Range y Performance. Y es que la nueva versión de acceso, que en España tienes desde los 51.200 euros, continúa ofreciendo las tonalidades Plata Medianoche y Rojo Multicapa. Precisamente a estos dos colores son a los que reemplazan estos nuevos Quicksilver y Midnight Cherry Red, que aquí traducen como Plateado Mercurio y Rojo Cereza Medianoche respectivamente.

Los nuevos colores son más caros que sus antecesores

La complejidad que hay detrás de estos dos nuevos colores para los Tesla Model Y tiene un precio. Muestra de ello es que ese color Quicksilver (Plateado Mercurio para nosotros) es una opción que cuesta 3.000 euros. Por su parte el mencionado Rojo Cereza Medianoche se va hasta los 3.200 euros. Por lo tanto son bastante más caros que sus antecesores, porque el Plata Medianoche costaba 1.600 euros y el Rojo Multicapa salía por 2.000 euros.

Como curiosidad decir que la compañía de California no es la primera vez que utiliza ese color Midnight Cherry Red en un coche. Y es que la carrocería del Tesla Roadster que Musk lanzó al espacio en el año 2018 estaba pintado en dicha tonalidad.

Musk anunció en una de sus múltiples publicaciones en Twitter que solo la Gigafactory de Berlin puede hacer los nuevos colores, «ya que el taller de pintura fue construido especialmente para aplicar muchas capas finas de pintura, dándole una complejidad que de otro modo no sería posible».