Posaidon Mercedes-AMG G63. Se queda a 61 caballos del Bugatti Veyron
DE 0 A 100 KM/H EN 3,6 SEGUNDOS

Posaidon Mercedes-AMG G63. Se queda a 61 caballos del Bugatti Veyron

El especialista alemán lleva hasta límites insospechados el corazón M177 de este Mercedes-AMG G63, que puede sacar los colores a muchos deportivos de renombre.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

25 de Agosto 2020 20:00

Comparte este artículo: 51 27

La firma de Molsheim dejó a todo el mundo perplejo cuando lanzó al mercado en el año 2005 su impresionante Bugatti Veyron, un deportivo que esconde un potente 8.0 W16 capaz de proporcionar la friolera de 1.001 CV de potencia, cifras que a día de hoy solo alcanzan un puñado de elegidos en el mundo.

Y aunque cuando sale de los talleres de Affalterbach el Mercedes-AMG G63 se queda a 416 caballos de lo que genera el corazón del Veyron, tras pasar por las manos del especialista alemán Posaidon, la cosa se acerca peligrosamente, porque este preparador es capaz de llevar el M177, es decir, el 4.0 V8 Biturbo hasta unos escandalosos 940 CV de potencia y 1.278 Nm de par motor. Aunque si esto te parece demasiado, que sepas que hay mejoras que se conforman con 700, 830 y 880 CV de potencia.

Acelera como un AMG GT R

Para alcanzar semejantes cifras, Posaidon reemplaza los dos turbocompresores originales por unos mejorados, los cuales generan una mayor presión de soplado. También se ha modificado la electrónica de su mecánica, se ha creado un nuevo sistema de admisión de aire (el capó de fibra de carbono es específico para esta criatura con tomas de refrigeración adicionales) y ahora incluso se inyecta metanol desde un tanque que Posaidon ha colocado bajo el piso del maletero.

Gracias a todas estas mejoras, poco importa que este todoterreno pese 2.560 kilos, porque presume de poder acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos (4,5 segundos demandan las unidades de serie), justo lo mismo que necesita un Mercedes-AMG GT R que pesa 910 kilos menos que el imponente G63 de Affalterbach. Y por si fuera poco, también es capaz de alcanzar una velocidad máxima 280 km/h.

Para detener este veloz tanque, Posaidon se ha visto obligado a mejorar su equipo de frenos original. Y es que la firma de la estrella no ofrece para los G63 la opción de ser equipados con discos carbocerámicos, elemento que si lleva Posaidon tras sus imponentes llantas. Hablamos por lo tanto de discos de material compuesto de 420 milímetros delante y de 360 milímetros detrás, que suman pinzas de seis y cuatro pistones respectivamente. Además de ofrecer más potencia y resistencia que el equipo original, es aproximadamente un 40% más ligero.

Como te podrás ir imaginando, todas estas mejoras para los G63 no tienen pinta de ser nada asequibles. Y si estás interesado deberás hablar directamente con Posaidon, porque sus precios no han sido desvelados.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon