Porsche Taycan. Un salto al futuro
PANTALLA PARA EL COPILOTO

Porsche Taycan. Un salto al futuro

El nuevo Porsche Taycan es la gran apuesta de la firma de lujo alemana de cara al futuro. Ahora hemos podido ver su interior y el diseño es tan sobrio como moderno.

Santiago Casero

23 de Agosto 2019 17:30

Comparte este artículo: 67 2

Porsche lleva un tiempo cambiando la forma de actuar. Desde los deportivos hasta los SUV pasando por sus sedanes de lujo, la firma de Stuttgart viene haciendo las cosas bien desde hace tiempo. Ahora, sus esfuerzos se centran en su nuevo vehículo eléctrico, el Taycan. Este nuevo modelo ya se había dejado ver en varios lugares para vueltas de exhibición y, aunque de manera camuflada, el exterior del Taycan ya sabíamos más o menos como iba a pintar. Ahora, los chicos de Porsche han desvelado el interior de este vehículo eléctrico.

El diseño de este nuevo Taycan resume a la perfección la idea del ''menos es más''. El Director de Diseño de Porsche, Ivo van Hulten, explicaba que; ''el interior del Taycan combina elementos ya conocidos en la marca con una nueva experiencia de usuario que además impresiona por su elegancia y sencillez''.

La instrumentación de diseño limpio del 911 original de 1963 fue la inspiración. El interior está pensado claramenta para el conductor. El panel de instrumentos ofrece un diseño minimalista y ultra moderno, que permite controlar las funciones de manera rápida y sin distracciones. La instrumentación, que está orientada de cara al conductor, es una pantalla que se presenta de manera independiente y en la que se ofrece multitud de información de conducción al conductor. Esta pantalla tiene una forma curvada de 16,8 pulgadas sin cubierta, por lo que su aspecto es muy fino y moderno, similar al de un smartphone o tablet. Los reflejos se evitan gracias a una tecnología que combina un filtro polarizador fijado mediante vapor y un recubrimiento de vídrio. Esta pantalla ofrece 4 opciones de visualización al conductor, entre las que encontramos:

- Modo clásico: evoca a los clásicos relojes redondos de Porsche. Un medidor de potencia reemplaza al cuentarrevoluciones en la posición central.

- Modo mapa: en el lugar del medidor de potencia figura el mapa de navegación.

- Modo mapa completo: omite intencionadamente los relojes redondos para dejar espacio a un mapa de grandes dismensiones que ocupa toda la pantalla.

- Modo purista: muestra únicamente la información esencial relativa a la velocidad, señales de tráfico o navegación (de manera esquemática mediante flechas).

En los extremos de la pantalla encontramos también algunas superficies táctiles para controlar las luces, y funciones del chasis.

Máxima información. Diseño minimalista

En cuanto al volante, existen 2 tipos; el básico, que puede personalizarse con inserciones de colores como parte de un pack de diseño, o el volante deportivo GT; que ofrece un aspecto distintivo, con cabezas de tornillo vistas y con el clásico conmutador redondo de Porsche que permite seleccionar los diferentes modos de conducción.

En la parte del salpicadero, encontramos que está dominado por 2 grandes pantallas. La pantalla central, de 10,9 pulgadas y otra opcional que se sitúa delante del pasajero, dan forma a una banda de cirstal con un aspecto de lo más impresionante. El número de botones que se encuentran en esta zona de consola y salpicadero ha sido reducido de forma notoria, ya que en su lugar ahora existe un nuevo sistema de manejo por voz bajo el comando ''Hey Porsche''. La estructura clara de las aplicaciones así como su amplio nivel de personalización, permiten al conductor acceder de forma rápida y sin distracciones. Entre las aplicaciones encontramos; navegador, teléfono, multimedia, confort y Porsche Connect.

El salpicadero situado de forma un poco más elevada, da una sensación de ir sentado en una posición más baja, como cabría esperar de un Porsche. Cada detalle de este Taycan se ha reducido a lo esencial. Al igual que en el Porsche 918, el Taycan cuenta con un pequeño selector de dirección en lugar del clásico selector del cambio. Este se encuentra a la derecha del volante y tras este, en exácta situación a la del 918. El botón de arranque, al igual que ocurría con la llave, se encuentra localizado a la izquierda del volante. Esto ayuda a un aspecto más limpio y despejado y permite aumentar los espacios de almacenaje. Otro detalle a destacar son las rejillas de ventilación del aire acondicionado. El manejo mecánico habitual da paso a unos flujos de aire que se controlan de manera digital y totalmente automáticas.

La personalización del Taycan promete ser muy amplia. Colores y materiales permiten peronalizar el vehículo desde lo tradicional hasta lo más moderno. Entre las opciones encontramos también el cuero clásico, así como el cuero Club ''OLEA'' curtido de forma sostenible. Este metodo utiliza hojas de olivo en el proceso de oscurecido. Así mismo es posible elegir un interior completamente libre de piel, con texturas de última generación para cubrir las superficies. El Taycan por tanto está disponible en una amplia gama de configuraciones, tanto interiores como exteriores, modernos o clásicos, es decir, para todos los gustos. Esto define a la perfección a la marca alemana, que siempre ha apostado por cuidar hasta el más mínimo detalle.

Porsche continúa de esta manera su camino de futuro y es este Taycan el que abrirá el sendero para otros muchos más vehículos de estas características de la firma de Stuttgart.

Artículos recomendados

Sigue Motor16