martes, 16 agosto 2022

Los ‘muscle-car’ que escribieron la historia en Estados Unidos

Los 60 en Estados Unidos eran tiempos de rebelarse contra todo. El país vivía una revolución juvenil que, de forma paradójica, nació al mismo tiempo que el surgimiento de los «muscle cars», un nuevo concepto de coche que también llegó para romper las reglas. Eran de apariencia robusta y agresiva, no aptos para “finolis” ni adultos “carcas”.

Con un diseño llamativo, normalmente estaban impulsados por motores tanto V8 como V6 con tracción trasera. Pese a su gran auge, encontraron su declive en la crisis del petróleo de los 70 y hoy, muchos de ellos, son una pieza de colección que recuerdan a una época reflejada en muchas películas de adolescentes y rebeldes sin causa. Eso sí, de todos ellos, hay un reducido elenco que pasará a la historia como lo mejor de lo mejor.

Top ‘muscle-car’: Chevrolet Corvette Sting Ray, 1963

¿Había acaso otro coche con el que empezar esta lista? Mírale a los faros, y dile que no le deseas… ¿Resulta casi imposible, verdad? Con un diseño que invita al disfrute, se trata de uno de los modelos más ligeros de su generación.

Hablamos de un motor 250 CV y una variante que ascendía hasta los 360 CV… Una locura de su época. Eso sí, su equipamiento no ofrecía mucho más que una radio y una tapicería de cuero. No obstante, esta estaba hecha con mucho cariño y detalle. Teniendo todo esto… ¿Qué más se podía añadir?

muscle cars