sábado, 4 febrero 2023

No son una broma: estas son las multas más extrañas que te puede poner la DGT

Las multas que la DGT expende a diario, están todas justificadas en base a dos principios. El principal y mas importante es la obligación que los agentes de la autoridad (Guardia Civil de Trafico y Policías Urbanos Locales) tienen de perseguir aquellas conductas delictivas o infractoras poniéndolas en conocimiento mediante denuncia de los organismos que administran justicia administrativa y penal.

El segundo objetivo de estas multas es la aplicación de la propia ley como medida correctora frente a las actitudes menos cívicas e insolidarias, desde el principio de servicio y protección, que desempeñan cada uno de estos agentes de la autoridad.

Las multas mas frecuentes

Multas por velocidad sin presencia del conductor

La mayoría de las multas son impuestas en presencia de los infractores y aunque hay un porcentaje de denuncias expedidas en ausencia del infractor, los medios de que están dotados los departamentos de trafico, siempre proporcionan la información suficiente para identificar, tanto al vehículo implicado como al titular del mismo.

Las multas mas frecuentes y típicas, se corresponden con la infracción sobre los preceptos que describen las normas de circulación en temas de velocidad y distracción. Es decir, excesos de velocidad, conducción temeraria (donde se incluyen diversas actitudes infractoras) y usar el móvil. Los excesos de velocidad están baremados, dependiendo del porcentaje de exceso y el uso del móvil (si no te pillan usándolo, es imposible que te multen, salvo que te denuncie un particular y lo demuestre), siempre se multa.