lunes, 3 octubre 2022

Con este accesorio de dos euros te puedes ahorrar multas de 600

La llegada del teléfono móvil a nuestras vidas. Aparte de significar todo un alarde de independencia relativa en las comunicaciones, supuso también un cambio de conducta en lo referente a los hábitos normales durante la conducción. Tanto es así que este simple hecho, implicó un cambio en la legislación, reglamentación y multas, sobre los distintos apartados que determinan la conducta al volante. Sin embargo, adecuar tu coche a estas nuevas formas y leyes, viene siendo una inquietud. Tanto fabricantes de coches y teléfonos, como las mismas autoridades y asociaciones de usuarios, mantienen el debate.

Llega el móvil, cambia la ley y la multas

Ojo a estas multas de la DGT: parecen broma, pero no lo son

Desde la aparición de la telefonía portable, la siniestralidad de accidentes de trafico por distracción, sufre un aumento pavoroso. De manera tal que se plantea cambiar las normas de circulación, y sancionar esta conducta (hablar por el teléfono mientras conduces) con fuertes multas y penas.

Fue a principios de 2002, cuando la polémica se vio servida con la prohibición de hablar por teléfono, mientras se conduce. Hoy cuando ya ha entrado en vigor, una nueva reforma a la ley de trafico, desde la cual te pueden multar por el simple hecho de sostener el móvil, con la mano, la controversia continua. Pero la aceptación es cuando menos normal, visto y demostrado que, efectivamente, el uso del móvil al volante provoca accidentes y muertes innecesarias.

Con la nueva normativa, las multas pueden ascender a 600 euros y el crédito de puntos se vería afectado hasta 6.