jueves, 9 febrero 2023

Los motores de Lamborghini tienen música propia en Spotify

Si eres de los que no puedes vivir sin «la música» que se escucha cada vez que se enciende el motor de un coche, presta atención a lo que Lamborghini ha preparado para ti. La marca rinde homenaje a las exclusivas melodías de sus propulsores de combustión interna, los V12 y V10 de aspiración natural y el V8 biturbo, con tres listas de reproducción de 24 pistas, que ya te puedes descargar en Spotify y que cuentan, además, con portadas creadas por el diseñador gráfico Vasjen Katro.

La colección The Engine Songs de Lamborghini ha sido creada por el productor musical Alex Trecarichi en colaboración con los ingenieros de sonido de la marca. Hay una lista de reproducción para cada motor y, cada una de ellas, combina el potente sonido del propulsor con canciones, en plena sintonía con su rugido y sus vibraciones.

Según explica Maserati, para seleccionar las canciones que forman parte de la lista The Engine Songs, «Trecarichi aplicó al sonido del motor las fórmulas de la Transformada de Fourier: una función matemática que el cerebro utiliza instintivamente para descomponer un sonido en sus infinitos subcomponentes».

Trecarichi ha explicado que las fórmulas de Fourier le permitieron encontrar las frecuencias básicas del motor que coinciden con las tres fases precisas de su expresividad: el encendido (al ralentí), el régimen de 4.000 rpm y a su máxima potencia.

El experimento de la creación de estas canciones comenzó con la transposición artística del V12 del Aventador LP 780-4 Ultimae: el último descendiente de la estirpe de deportivos de doce cilindros que durante casi 60 años ha impulsado a los modelos más emblemáticos de Lamborghini.

La música del V12 de Lamborghini

Dice Lamborghini que, «en sus revoluciones más bajas, el motor canta en Fa sostenido (92,50 Hz): la misma tonalidad que la banda sonora Canone Infinito de Lorenzo Senni, incluida en la lista de reproducción del V12. A 4.000 rpm los pistones afinan en Sol (98 Hz), una velocidad de crucero para experimentar con Run Away de Ben Böhmer de fondo. En su pico más alto de 8.000 rpm, el V12 se eleva hasta el sol sostenido (103,83 Hz), al igual que We Can All Dance de Sam Collins».

La caratula de The Engine Songs de Lamborghini ha sido creada por el diseñador gráfico Vasjen Katro

Además de la música, se ha creado el vídeo ‘The Engine Songs: Let’s Talk V12’, en el que Alex Trecarichi contó con la colaboración del ingeniero aeroespacial y de sonido Mario Mautone, coordinador del equipo NVH para vehículos de Lamborghini.

«Uno de los aspectos que llaman mi atención es la aspereza del sonido que distingue a Lamborghini», explica Mautone, «es ese eco bruto y metálico que luego se plasma en la experiencia psicoacústica, la respuesta química y emocional a la onda sonora que nuestro cerebro transforma en emociones y recuerdos positivos. Por eso asocio el sonido del V12 con el de un violín: el instrumento por excelencia de las notas altas, capaz de ir in crescendo desde un sonido discreto hasta alcanzar un intenso volumen, una capacidad bastante parecida a lo que genera el Lamborghini V12″.