domingo, 5 febrero 2023

Los motivos por los que la DGT ha multado a más de 6.300 conductores en una semana

No respetar los límites de velocidad permitidos, circulando por encima de los mismos, sigue siendo una de las normas más infringidas por los conductores, aunque no la única, ni la que más multas acarrea. Así lo demuestran las multas impuestas por la Dirección General de Tráfico (DGT) en su última campaña de vigilancia a conductores de furgonetas, realizada entre los días 21 y 27 de noviembre.

Las furgonetas deben respetar unos límites de velocidad diferentes a los del resto de vehículos: 90km/h en autopistas y autovías y 80km/h en vías convencionales. Pero, la DGT multó a un total de 1.464 conductores solo en una semana por circular a mayor velocidad de la permitida.

Durante la campaña de vigilancia de la DGT, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlaron a un total de 124.157 furgonetas, 22.000 más que en la anterior campaña realizada en 2019. De ellos, 6.365 conductores fueron sancionados por incumplir algún precepto de la normativa de tráfico.

La DGT impuso la mayor parte de las multas por no tener la ITV en regla.

Pero la infracción que más multas acarreó a los conductores de furgonetas durante esta campaña especial de la DGT no fue el exceso de velocidad, sino el hecho de no tener la Inspección Técnica de Vehículos en regla. En concreto, 1.957 conductores fueron denunciados por circular sin la ITV. Además, 205 conductores de furgonetas circulaban con los neumáticos en mal estado y otras 123 furgonetas fueron inmovilizadas por no reunir las condiciones mínimas de circulación.

Multas de la DGT por drogas, alcohol, cinturón…

Además de la velocidad y el estado del vehículo, entre las conductas más sancionadas se encuentra la conducción bajo los efectos de las drogas y el alcohol, que también son objeto de una campaña de vigilancia especial durante este puente de diciembre. En concreto, la DGT sancionó a 130 conductores de furgonetas que dieron positivo a alcohol y otras drogas: 71 de ellos por drogas y 59 por alcohol.

Además, 365 ocupantes de furgonetas fueron multados por viajar sin el cinturón de seguridad abrochado, a pesar de que la DGT nos recuerda constantemente que el uso de este sistema de retención es el que más vidas ha salvado en caso de siniestro de tráfico.

Otro de los aspectos que los agentes tuvieron en cuenta durante esta campaña fue la carga de los vehículos, debido a que el peso y la distribución de la misma son vitales en caso de siniestro. En la semana que duró la campaña, 302 conductores fueron denunciados por exceder el peso permitido en su vehículo y otros 250 por llevar una incorrecta disposición de la carga. En este sentido, la DGT recuerda que «a mayor masa de la furgoneta, mayor distancia de seguridad se debe mantener para detener el vehículo a tiempo ante cualquier imprevisto».

Por último, respecto a la documentación tanto del vehículo como del conductor, la DGT formuló 471 denuncias y otras 119 por carecer del seguro obligatorio.