miércoles, 7 diciembre 2022

Los modelos clave de Suzuki a lo largo de su historia

Suzuki lleva más de medio siglo investigando todas las tecnologías de propulsión, desde que en 1970 creara la Suzuki Carry Van Electric. Coches eléctricos, de hidrógeno, de pila de combustible e híbridos han sido pioneros de esas tecnologías y son la mejor prueba del histórico compromiso de la marca por la movilidad sostenible.

Suzuki dispone de una completa gama en España que incluye cinco tecnologías de hibridación, siete modelos electrificados y 29 configuraciones disponibles al combinar sistemas de tracción, cambio manual o automático y diferentes niveles de acabado.

Es el resultado de un largo camino explorando todas las tecnologías disponibles para propulsar un coche, que ha cristalizado en una gama híbrida que casa a la perfección con la filosofía de la marca, y también es sinónimo de diversión al volante y espíritu de aventura. Estos son algunos de los modelos clave que han construido esta historia.

Suzuki Carry Van (1970)

Suzuki

El primer modelo eléctrico de la marca se presentó hace más de medio siglo y era una versión eléctrica del genial monovolumen ultracompacto diseñado por Giorgetto Giugiaro. Sus formas simétricas, puertas correderas y amplia superficie acristalada han convertido a la cuarta generación del Suzuki Carry en un icono del diseño.

La versión eléctrica del Carry se diseñó para patrullar el recinto de la Exposición Universal de Osaka de 1970. Fiel al espíritu futurista de la época, en el pliego de condiciones de su desarrollo se primaba una marcha silenciosa y sin humos, un tamaño compacto y una gran capacidad interior. Se entregaron 10 unidades a la organización del evento, que cumplieron su cometido sin problemas.

Suzuki consiguió mantener el habitáculo intacto, ubicando la batería y el motor eléctrico por debajo del suelo del vehículo, una configuración que se adelantó a su época. El motor, de 60V y 4,6 kW, impulsaba al Carry Van Electric hasta 45 km/h y este vehículo disponía de una autonomía de 50 kilómetros. Se conserva una unidad restaurada de este modelo en el Museo Suzuki de Hamamatsu.

Suzuki LH2 (1979)

Suzuki

En la búsqueda de nuevas formas de movilidad más sostenibles, los ingenieros de Suzuki volvieron a demostrar su espíritu pionero en 1979. En colaboración con el Instituto de Tecnología Musashi, crearon sobre la base del utilitario Suzuki Cervo un pequeño coupé de formas aerodinámicas llamado Suzuki LH2.

La particularidad de este vehículo era que su motor tricilíndrico de dos tiempos y de 539 cm3 estaba alimentado por hidrógeno líquido. Este combustible aumentaba el rendimiento y la eficiencia del motor y conseguía reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno en un 60 por ciento. Con una autonomía de 400 km y una velocidad máxima de 118 km/h, el Suzuki LH2 fue, además, el primer vehículo de la historia del automóvil en moverse con hidrógeno.

Suzuki MR Wagon (2001) y SX4 FCV (2008)

Suzuki

Suzuki ha desarrollado automóviles de pila de combustible desde 2001. Primero con los mini-coches MR Wagon-FCV y Wagon R-FCV; y más tarde con el SX4-FCV, uno de los primeros coches con esta tecnología que recibió la autorización del Ministerio de Transportes de Japón para rodar por carreteras públicas. El Suzuki SX4-FCV estuvo presente en el área de exhibiciones y pruebas de la 34º Cumbre del G8 en Hokkaido Toyako.

El SX4-FCV dispone de una pila de combustible de alto rendimiento (83 kW) con un tanque de hidrógeno de alta presión (70MPa) y un condensador ligero y compacto, que recupera energía en fases de frenada y la aplica en fases de aceleración. Con un motor síncrono eléctrico, este modelo desarrolla una potencia máxima de 68 kW y alcanza una velocidad máxima de 150 kilómetros por hora, con una autonomía de 250 kilómetros.

Suzuki Pu3-commuter (2002)

Ya han pasado 20 años desde que Suzuki llevara al Salón de Tokio un revolucionario concepto destinado a convertirse en el primer Kei Car híbrido del mundo. Su concepción era especialmente innovadora, con un inteligente asiento de copiloto equipado con un brazo deslizante que, mediante unas ruedas retráctiles, se convertía en una silla de ruedas pensada para personas con movilidad reducida.

La novedad más importante del Suzuki Pu3-commuter era su inédita plataforma multienergía, un revolucionario concepto que años después ha sido adoptado por la mayoría de fabricantes. Gracias a esta, la arquitectura del pequeño Kei Car podía acoger hasta tres tipos de sistemas de propulsión: gasolina, híbrido y 100% eléctrico.

Suzuki Twin (2003)

Suzuki

Tras el éxito cosechado por el concept en el Salón de Tokio, Suzuki decidió lanzar un modelo de producción basado en el mismo. Lanzado al mercado en 2003, el Suzuki Twin se convirtió en el primer Kei Car híbrido del mundo.

Su revolucionario sistema de propulsión híbrido estaba formado por un motor de gasolina de 700 cc y un pequeño motor eléctrico de tan sólo 8 cm cuya potencia era de 5 kW (6,7 CV) y que apoyaba al motor térmico en los momentos en los que se demandaba una mayor potencia. Gracias a este novedoso sistema de propulsión, el Twin lograba un consumo de tan sólo 2,9 litros a los 100 kilómetros.

Este pequeño biplaza de tracción delantera tenía un diseño lleno de curvas y llegó al mercado japonés en 2003 para satisfacer los desplazamientos diarios en las entradas y salidas de las congestionadas ciudades japonesas.

Suzuki Baleno SHVS (2016)

Suzuki

Suzuki también ha innovado con la hibridación ligera, una de las tendencias actuales de la industria. En 2016 presentó el Suzuki Baleno SHVS, con una tecnología híbrida eficiente y eficaz para reducir las emisiones.

El sistema híbrido SHVS creado por Suzuki usa un ISG (Integrated Starter Generator), que ayuda al motor durante la aceleración y genera electricidad a través del freno regenerativo. El sistema utiliza también una batería compacta de ion litio de alto rendimiento, situada debajo de los asientos delanteros, para acumular energía. El sistema de ignición ISG permite que el motor arranque de nuevo de una forma suave y silenciosa con el sistema start&stop.

Con un diseño inteligente, este sistema solo añade 13,2 kilos de peso a este modelo. Gracias a esta tecnología, el Baleno híbrido presentaba un consumo de solo de 4 l/100km y unas emisiones de 94 g/km.