jueves, 29 septiembre 2022

Mercedes SLR McLaren Hamann. Todavía puedes hacerte con uno

El concesionario Al Ain Class Motors de Dubai tiene en venta una unidad muy especial de uno de los mejores deportivos producidos en la primera década del Siglo XXI. Hablamos del Mercedes SLR McLaren, pero no uno cualquiera, sino una unidad preparada por el especialista Hamann, quien lo ha dotado de un completo kit aerodinámico fabricado en fibra de carbono. También equipa unas llantas con un diseño diferente a las que equipaba de serie este deportivo y que están pintadas en negro y el mismo amarillo que decora su carrocería.

El habitáculo se ha tapizado íntegramente en tejido Alcántara de color negro con pespuntes y bordados en un tono amarillo. De este mismo color es la fibra de carbono que luce su interior. Decir que sólo han recorrido con él 3.900 kilómetros, por lo que está prácticamente nuevo y al cambio su precio es de 319.100 euros.

Sólo se fabricaron 1.700 unidades

Sin embargo el que salga a la venta este ejemplar del Mercedes SLR McLaren nos ha dado pie a recordar, como ya hemos dicho, a uno de los mejores deportivos de principios de siglo, pues su producción estuvo en activo desde el año 2003 y hasta 2010. Durante estos siete años que Mercedes-Benz poseía el 40% del Grupo McLaren se fabricaron de forma artesanal 1.700 ejemplares de este deportivo que también llegó a contar con una versión Roadster y cuyo nombre provenía de las palabras «Sport Light Racing».

Bajo su largo capó delantero encontramos un propulsor 5.4 V8 sobrealimentado que generaba una potencia de 626 CV y un par máximo de 780 Nm. Se permitía el lujo de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,8 segundos, los 200 km/h los alcanzaba en 9,9 segundos y los 300 km/h en 30,6 segundos. Su velocidad máxima se cifraba en los 333 km/h y para detenerse ya contaba con un potente equipo de frenos con discos carbocerámicos que quedaban ocultos tras sus llantas de 19 pulgadas con diseño «turbina».

Después llegaron los Roadster, 722, Stirling Moss…

Existió la versión 722, cuyo motor se potenciaba hasta los 650 CV y su peso bajaba de 1.765 a 1.551 kilos. Gracias a ello era más rápido pues podía alcanzar los 350 km/h y necesitaba 3,5 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h. Esta versión en concreto era la que conducía el propio Fernando Alonso en su primera época en McLaren.

Sobre la base de este Mercedes SLR McLaren trabajaron profundamente para desarrollar una versión denominada Stirling Moss en honor al mítico piloto. Mercedes sólo lo vendía a quienes ya poseían en su garaje un SLR. Sólo se fabricaron 75 ejemplares y cada uno de ellos costaba 750.000 euros. Sin duda es todo un objeto de colección.