Mercedes GLC F-Cell. Híbrido enchufable y con hidrógeno
YA ESTÁ A LA VENTA

Mercedes GLC F-Cell. Híbrido enchufable y con hidrógeno

Mercedes lanza en Alemania este eficiente GLC F-Cell, una singular versión que esconde una mecánica híbrida enchufable, aunque no es lo que estás pensando, pues se alimenta de hidrógeno.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

19 de Octubre 2018 13:31

Comparte este artículo: 12 4

Los vehículos híbridos enchufables no son a día de hoy ninguna revolución. Muchas son las marcas que han combinado un motor térmico (gasolina o diésel) con unas baterías que puedes recargar en un enchufe doméstico para recorrer unos cuantos kilómetros (lo suyo son más de 40 para conseguir la etiqueta '0 emisiones') sin tener que consumir una sola gota de carburante. Pero es cierto que lo que ahora ofrece Mercedes-Benz es innovador.

Hablamos de este nuevo Mercedes GLC F-Cell, precisamente una versión híbrida enchufable que no tiene motor térmico, pues en su lugar hay una pila de combustible que se alimenta del hidrógeno que se acumula en unos tanques que presentan una capacidad de 4,4 kilos. Además, estos tanques se pueden llenar en tan sólo tres minutos, aunque es cierto que a día de hoy hay muy pocos sitios donde hacerlo.

Se lanza primero en Alemania

Es por ello que este Mercedes GLC F-Cell se va a poner a la venta en Alemania, donde hay repartidos 51 puntos donde repostar hidrógeno, en ciudades como Berlín, Hamburgo, Frankfurt, Stuttgart, Munich, Colonia y Düsseldorf. Si bien, están trabajando en el plan H2 Mobility para crear una red con más de 100 puntos a corto plazo, aunque el objetivo es que sólo en Alemania haya 400 estaciones de servicio en un futuro no muy lejano.

Volviendo a este nuevo Mercedes GLC F-Cell, decir que bajo su maletero (es probable que este cubique algo menos que los 550 litros que el resto de los Mercedes GLC) se esconden unas baterías de iones de litio que tienen 13,5 kWh de capacidad, de los cuales se aprovechan 9,3 kWh. Esta energía permite mover su motor eléctrico, que eroga 155 kW, el equivalente a 211 CV, además de 365 Nm. Mercedes sólo anuncia que puede alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h, pero de aceleración ni una palabra.

Gracias a esta energía es capaz de poder recorrer hasta 51 kilómetros en modo totalmente eléctrico. Es más su batería se puede recargar del 10 al 100 por cien en un Wallbox en sólo 1 hora y media.

478 + 51 kilómetros

Cuando su batería se agota entra en funcionamiento la pila de combustible, que genera la energía para alimentar su motor eléctrico. Los 4,4 kilos de hidrógeno que se almacenan en sus tanques a una presión de 700 bar, le permiten recorrer otros 478 kilómetros sin necesidad de parar a repostar, lo que no está nada mal.

El conductor cuenta con cuatro modos de conducción, que son Hybrid, F-Cell, Battery y Charge. El primero de ellos combina la energía de la batería y la de la pila de combustible para ofrecer la máxima eficiencia, mientras que el modo F-Cell sólo le hace funcionar con hidrógeno. Por el contrario, en modo Battery sólo aprovecha la carga de la batería, mientras que el Charge envía energía a la batería para cargarla sin necesidad de una toma de corriente.

Mercedes comenzará a entregar las primeras unidades a finales de este mismo mes de octubre, pero sus clientes no lo podrán adquirir en propiedad. Y es que estos GLC F-Cell se ofrecen en servicio de alquiler que incluye el mantenimiento y garantía. Eso sí, de su precio al mes, ni una palabra.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon