Mercedes Clase S Cabriolet. El lujo también se quita el sombrero
CON 455 Ó 585 CV

Mercedes Clase S Cabriolet. El lujo también se quita el sombrero

Mercedes no ha esperado ni un segundo para presentar antes de su debút en Fráncfort su nuevo Clase S Cabriolet, un majestuoso descapotable de cinco metros de largo que ofrece el mayor lujo posible bajo el sol radiante.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

2 de Septiembre 2015 09:25

Comparte este artículo: 16 0

Mercedes continúa incrementando su oferta de modelos, entre los que se encuentra el nuevo Mercedes Clase S, una división que con la incorporación de este nuevo Mercedes Clase S Cabriolet aumenta su número de integrantes a seis. Decir que la firma de la estrella no contaba con un descapotable de lujo con cuatro plazas desde el año 1971, y en todo este tiempo a Mercedes no se le ha olvidado hacer vehículos y lo demuestra con este cabrio que deriva del nuevo Mercedes Clase S Coupé.

Aislamiento a nivel del Coupé

Es por ello que las líneas exteriores de su diseño son prácticamente idénticas, a excepción claro está, de su techo, pues este Mercedes Clase S Cabriolet apuesta por una capota de lona de accionamiento completamente eléctrico que se puede poner y quitar hasta una velocidad máxima de 60 km/h en tan sólo 20 segundos. También se podrá ejecutar esta operación desde la propia llave de nuestro Clase S Cabriolet. Semejante capota está compuesta por tres capas, una de ellas fabricada en butilo para aislar su habitáculo mucho mejor frente al ruido y la lluvia (en los otros cabrio esta membrana se fabrica en neopreno). El cliente también podrá elegir entre cuatro colores diferentes para esta capota.

Deriva del Mercedes Clase S Coupé y con este mantiene estrecha relación en tamaño, pues mide 5,03 metros de longitud y 1,90 metros de anchura. En altura crece 4 milímetros por su capota, por lo que la altura de este lujoso descapotable es de 1.413 milímetros. En un apartado donde Mercedes ha trabajado de forma majestuosa ha sido en la aerodinámica, y este cabrio destaca con un Cx de sólo 0,29.

Supera las dos toneladas

Si en aerodinámica brilla, en rigidez hace lo mismo, y Mercedes asegura que mantiene los niveles de su homólogo Coupé. Para ello han tenido que sumar infinidad de refuerzos a nivel estructural, pero han sido fabricados en magnesio y aluminio por lo que su peso final se ha conseguido mantener ajustado, superando por poco las dos toneladas de peso (el 63 AMG pesa 2.110 kilos, ya que también hay que tener en cuenta su sistema de tracción 4Matic).

Mercedes también ha desarrollado nuevos sistemas para mejorar el confort de marcha de los cuatro pasajeros que viajen en este descapotable de lujo. Además del conocido sistema Airscarf de sus asientos, que expulsa aire caliente a la altura de nuestro cuello para generar la sensación de tener una bufanda, Mercedes añade en este Clase S Cabriolet el nuevo sistema AirCap que consta de dos deflectores que se accionan de forma eléctrica (uno sobre la luna delantera y otro entre los reposacabezas traseros) y evitan las turbulencias en el habitáculo aún viajando con el aforo completo.

Por último, estrena un nuevo sistema Thermotronic para la climatización, el cual añade nada menos que 12 sensores y 18 actuadores para garantizar en todo momento una temperatura óptima en el habitáculo tanto con techo, como sin el.

Por ahora con dos motores

A nivel mecánico, el derivar del Mercedes Clase S Coupé le permite ofrecer los mismos propulsores, comenzando por la versión 500, que cuenta con un motor 4.7 V8 Biturbo que genera una potencia de 455 CV y un par máximo de 700 Nm. Se combina con una caja de cambios 9G-Tronic Plus y envía todo su potencial a sus dos neumáticos traseros. Suma el sistema ECO y homologa un consumo medio de sólo 8,5 l/100 km.

Aquellos que tengan un carácter más dinámico tendrán sus ojos puestos en las versiones 63 AMG que esconde bajo su deportiva silueta con paragolpes específicos, llantas de 19 pulgadas y otros muchos detalles que lo diferencian del resto, un imponente propulsor 5.5 V8 Biturbo cuya potencia escala hasta los 585 CV, mientras que su par máximo es de 900 Nm. Combinado con una caja de cambios AMG Speedshift 7G-Tronic, envia su potencial a las cuatro ruedas y se permite el lujo de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,9 segundos, mientras que su velocidad máxima se limita como suele suceder, a  250 km/h. El consumo medio se eleva ligeramente hasta los 10,4 l/100 km.

Quienes quieran adquirir uno de estos lujosos descapotables podrán realizar sus pedidos a partir del próximo mes de diciembre, mientras que las entregas comenzarán la próxima primavera.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon