Mercedes Clase E Coupé. 40 años de éxito
REVOLUCIONÓ EL SECTOR COUPÉ

Mercedes Clase E Coupé. 40 años de éxito

La firma de Stuttgart celebra cuatro décadas del ancestro del Clase E. Un vehículo que fue revolucionario gracias a su tecnología, diseño y sobre todo soluciones técnicas

Jesús Martín

Jesús Martín Twitter

12 de Marzo 2017 11:44

Comparte este artículo: 53 0

Hace menos de una década desde que Mercedes dejó de utilizar la nomenclatura CLK para reincorporar de nuevo el coupé dentro de la Clase E, cuya última entrega acabamos de probar. Sin embargo, este compacto de dos puertas de la familia automotriz alemana se remonta mucho tiempo atrás. Concretamente 40 años.

Un marco que creó estilo

Los antepasados del Clase E Coupé se remontan a una generación que la marca alemana denominó C123. Fueron presentados en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1977 justo un año después del debut del sedán y lo hicieron asombrando al público.

Los modelos de dos puertas destacaban por ir 381 milímetros más bajos que la versión Sedán y ser 7, 61 centímetros más cortos. Sin embargo, la mayor diferencia visual fue la ausencia del pilar B sustituido simplemente por las ventanillas. Este alarde técnico creó una silueta muy elegante que se ha convertido en un referente de la marca alemana y que muchas otras compañías han intentado emular.

La ausencia de pilar B le dio ese carácter que se ha mantenido en el tiempo en este extraordinario CoupéLa ausencia de pilar B le dio ese carácter que se ha mantenido en el tiempo en este extraordinario Coupé

El auto contaba con innovaciones -para la época- como frenos ABS (a partir de 1980), columna de dirección colapsable, faros delanteros ajustables y airbags. A lo largo de su vida comercial, fue impulsado por motores de cuatro y seis cilindros en línea, con potencias de entre 62 y 175 caballos, así como por mecánicas diésel de cuatro y cinco cilindros, con salidas de entre 54 y 125 caballos. En su momento también hubo un concepto eléctrico y versiones a gas.

Para no dejar dudas sobre su trascendencia, el coche vendió 2.7 millones de unidades combinando todas sus carrocerías (sedán, distancia larga entre ejes, coupé, convertible, vagoneta), hasta que fuera sustituido por el W124 en 1985.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados