viernes, 20 mayo 2022

Mercedes-Benz VISION EQXX. 1.000 kilómetros 'non stop'

Coincidiendo con la apertura de puertas del CES de Las Vegas, la firma de la estrella ha presentado uno de los vehículos más esperados en los últimos tiempos. Y no se trata precisamente de su prometedor Mercedes-AMG One, aunque este eficiente VISION EQXX mucho tiene en común con el futuro bólido de la firma alemana.

Hablamos de una futurista berlina eléctrica que promete poder viajar desde Berlín hasta París sin necesidad de tener que parar a recargar sus sofisticadas baterías. Para ponernos en situación, equivaldría a poder ir desde Barcelona a Sevilla con una única carga. Y aún así nos sobrarían siete kilómetros de autonomía, pues este Mercedes-Benz VISION EQXX promete poder recorrer 1.000 kilómetros sin parar.

Tecnología heredada de la Fórmula 1

Para conseguir tan extraordinaria cifra de autonomía, la firma de la estrella combina todos sus conocimientos, muchos de ellos heredados de la máxima competición: la Fórmula 1. De allí llega la tecnología que emplea su avanzada batería de iones de litio, que tiene 100 kWh de capacidad. Y eso ya permite saber que este VISION EQXX firma un gasto medio de tan sólo 10 kWh/100 km. Tienen la misma capacidad que las que utiliza el nuevo Mercedes-Benz EQS, pero gracias a su tecnología de 900 voltios y a su compuesto, estas baterías son un 50% más compactas y un 30% más ligeras que las empleadas en la majestuosa berlina eléctrica de Mercedes-Benz. Y para que lo tengas en cuenta apenas pesan 495 kilos.

Este detalle se combina con otros muchos 'trucos' para mantener el peso a raya. Muestra de ello es que sus llantas se fabrican en magnesio, los discos de freno son de una aleación de aluminio, su carrocería y su chasis es de plástico reforzado con fibra de carbono, los vidrios son más ligeros de lo habitual… Así el peso total de este Mercedes-Benz VISION EQXX es de apenas 1.750 kilos, lo que son sólo 25 kilos más de lo que firma un Mercedes-Benz C 200 d, que además mide 4,75 metros de largo. Y eso apenas son 12 centímetros más de lo que mide este prototipo, con unas proporciones semejantes a las de un Mercedes-Benz CLA.

Un Cx de sólo 0,17

Para estirar al máximo la autonomía de este concept, la firma de la estrella también han apostado por un equipar un techo vestido con 117 células solares, las cuales permiten aumentar su autonomía en unos 25 kilómetros diarios.

.

Tampoco hay que pasar por alto el trabajo realizado en el túnel del viento, pues su carrocería ha sido prácticamente tallada a base de horas en el mismo. Así este VISION EQXX presume de ofrecer un Cx de tan sólo 0,17, un valor asombroso que se consigue gracias a diferentes apéndices aerodinámicos activos, como es el caso del difusor trasero.

Se conforma con 204 CV

Precisamente sobre el eje trasero es donde se ha colocado un motor eléctrico que dicen mucho tiene en común con los que usará el Mercedes-AMG One. En este caso esta máquina eléctrica proporciona 150 kW de potencia (204 CV), lo que se traducirá en buenas prestaciones, aunque la máxima aceleración o una alta velocidad no han sido sus objetivos primordiales. Si esa cifra no te ha dejado sorprendido, igual si lo hace el que apenas pierda potencia por el camino hasta las ruedas, pues a ellas aseguran que llega el 95% de la potencia entregada por la batería.

Como buen prototipo que es, este Mercedes-Benz VISION EQXX también presume de tener un interior a la altura de las expectativas. En ese habitáculo es donde los ingenieros de la firma de la estrella han colocado una enorme pantalla que ocupa todo el salpicadero y que tiene 47,5 pulgadas, además de tecnología 8K. No es tan grande como la conocida MBUX Hyperscreen del Mercedes-Benz EQS con sus 56 pulgadas, pero en el caso de este prototipo está formada por un único panel y no por tres. Además promete muchas más funciones.

No olvides el ambientador

La firma alemana también ha empleado de forma masiva los materiales sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Muestra de ello son sus asientos vestidos con un tejido llamado Dessertex, una tapicería derivada del cactus… con suerte sin púas. También hay cuero vegano conseguido del tratamiento de hongos. Aún más innovador (y probablemente puede que te termine de remover las tripas) son los plásticos interiores, que están hechos a base de deshechos de jardinería y pañales de bebés. Que agradable.