Mercedes-AMG SL 2022. El icónico roadster ha vuelto
HASTA 585 CABALLOS

Mercedes-AMG SL 2022. El icónico roadster ha vuelto

La sexta generación del Mercedes SL acaba de ver la luz, esta vez con el sello de AMG y un enfoque más deportivo que nunca, aunque también respeta su ADN y sigue siendo un lujoso descapotable pensado para devorar kilómetros con estilo y el máximo confort.

Álvaro Ruiz

Álvaro Ruiz

29 de Octubre 2021 13:00

Comparte este artículo: 0 0

Lo prometido es deuda: el Mercedes SL ha vuelto y llega con el mismo estilo de siempre, pero también con importantes novedades, de hecho, ha pasado a ser un modelo exclusivo de la gama AMG, por lo que, a partir de ahora, se llama Mercedes-AMG Sl. Tiene, por tanto, un enfoque más deportivo que nunca, aunque eso no significa que deje de ser un perfecto gran turismo creado para viajar con el máximo lujo y confort, de hecho, apunta directamente a los pesos pesados del segmento gran turismo sin techo, es decir, el BMW Serie 8 Cabrio y el Bentley Continental GT Convertible.

Puede montar llantas de 19, 20 o 21 pulgadasPuede montar llantas de 19, 20 o 21 pulgadas

Por otro lado, su planteamiento más deportivo también abre el abánico de rivales, hasta el punto de que entra en el terreno del Mercedes-AMG GT, al que acabará sustituyendo dentro de poco. Este es uno de los motivos por lo que su exterior tiene un aspecto más musculado que nunca y lo cierto es que gracias a ello consigue disimular unas generosas dimensiones que lo convierten en el SL más grande de todos los tiempos: mide 4,70 metros de largo, 1,92 metros de ancho y 1,36 metros de alto y, si hablamos de peso, la versión base detiene la báscula en 1.950 kg.

2+2 plazas y capota de lona

A pesar de ser grande y pesado, su interior mantiene la configuración de 2+2 plazas por la que apostaron la mayoría de sus predecesores, por lo que los asientos traseros solo sirven para niños o adultos en trayectos muy cortos. De la misma forma, con 240 litros de capacidad, tampoco puede presumir de maletero, por lo que estamos ante un coche para viajar en pareja y con el equipaje justo.

Eso sí, conductor y copiloto disfrutarán del máximo lujo y la última tecnología que puede ofrecer Mercedes en estos momentos. Como siempre, en este sentido el SL está a la altura del buque insignia de la marca de la estrella, el Clase S, del que hereda el diseño del interior y parte del equipamiento, como el sistema de infoentretenimiento MBUX de segunda generación, la ionstrumentación digital con pantalla de 12,3 pulgadas o la panel táctil central de 11,9 pulgadas dispuesto de forma vertical que, en este caso, puede inclinarse electrónicamente entre 12 y 32 grados.

Por supuesto, esta tecnología se combina con acabados y materiales de primerísima calidad, así como con rasgos inherentes al SL, como la capota de lona de accionamiento eléctrico, que está disponible en tres colores, o el ya imprescindible sistema de calefacción para la nunca integrado en los reposacabezas de las butacas delanteras, denominado Airscarf.

A nivel técnico, el nuevo Mercedes-AMG SL se asienta sobre una plataforma completamente nueva con estructura de aluminio. Esta arquitectura es compatible con los dos propulsores de gasolina V8 con los que se se estrena y con futuras mecánicas híbridas enchufables que llegarán próximamente. En todos los casos, el descapotable alemán contará con un sistema de tracción total AMG Performance 4MATIC+, por lo que, por primera vez en los 70 años de historia de este modelo, no habrá ninguna versión de tracción trasera. El SL también estará equipado con eje trasero direccionable y estabilización activa del balanceo AMG Active Ride Control.

Se estrena con dos motores V8

De inicio, las dos variantes que estarán disponibles emplean un motor V8 biturbo de 4.0 litros ligado a un cambio automático AMG Speedshift MCT 9G de nueve relaciones. En el SL 55 4MATIC+ desarrolla 476 CV y en el SL 63 4MATIC+ está apretado hasta los 585 CV; el primero acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 295 km/h, mientras que el más potente solo necesita 3,6 segundos para llegar hasta los 100 km/h desde parado y puede seguir acelerando hasta los 315 km/h.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon