viernes, 7 octubre 2022

McLaren Solus GT, sólo 25 unidades y puede que ya lo hayas conducido en el Gran Turismo

El videojuego Gran Turismo está llamado a marcar una época en la automoción. Se ha convertido en un verdadero banco de pruebas donde los fabricantes lanzan coches que en ocasiones llegan a ver la realidad. Este es el caso del McLaren Solus GT que va a entrar en cadena de producción tras haber visto la luz hace tiempo en el citado videojuego.

McLaren Solus GT, un hipercar de videojuego

Nacido como un GT de altas prestaciones en el citado videojuego, la marca acaba de confirmar que va a fabricar 25 unidades del mismo. En ningún caso se trata de un coche de calle, pues sólo está homologado para circular en circuito.

McLaren Solus GT

El monoplaza británico acaba de ver la luz con motivo de la semana del automóvil de Monterey, en Los Ángeles. Si bien ya lo conocíamos del Gran Turismo, donde se pudo conducir ya en 2017. Entonces recibió el nombre de McLaren Ultimate Vision Gran Turismo. Ahora ve la luz con el mismo motor de V10 de 5.2 litros y cambio manual de siete velocidades.

McLaren Solus GT

El motor gira por encima de las 10.000 vueltas, con una potencia máxima de 817 caballos y 648 Nm de par. Pesa algo menos de 1.000 kilogramos y si se cumplen las previsiones acelerará de 0 a 100 kilómetros/hora en menos de 2,5 segundos. Un verdadero Fórmula 1. Con una velocidad máxima de 322 kilómetros/hora.

McLaren Solus GT, de la pantalla a la realidad

Michael Leiters, CEO de McLaren, declaró: “El McLaren Solus GT es la realización de un concepto de vehículo radical de McLaren creado originalmente para el mundo de las carreras virtuales. Diseñado sin restricciones de las normas de carretera o de carrera, pero con todo el espectro de la experiencia de McLaren para hacerlo realidad, personifica nuestro espíritu pionero”.

«Los compradores pueden obtener una experiencia de piloto de carreras durante el proceso de construcción, que incluirá tener un asiento moldeado a la forma del cuerpo del individuo. También obtendrán un mono de competición aprobado por la FIA, un casco y un dispositivo HANS para mantenerlos seguros en su superdeportivo de un solo asiento sin restricciones para la pista de carreras».