Maybach Mercedes S600. ¿Dónde quiere ir el señor?
LLEGA EN ABRIL DE 2015

Maybach Mercedes S600. ¿Dónde quiere ir el señor?

Mercedes resucita Maybach, nombre que siempre ha ido ligado al lujo en lo que a automóviles se refiere. Lo hace para denominar a sus vehículos más lujosos, como este Maybach Mercedes S600 de 5,45 metros de largo.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

20 de Noviembre 2014 09:38

Comparte este artículo: 0 0

Cuando Mercedes resucitó por primera vez el nombre de Maybach lo hizo como marca independiente, lanzando al mercado los Maybach 57 y Maybach 62, dos lujosas berlinas de 5,7 y 6,2 metros de longitud capaces de plantar cara a marcas como Rolls Royce o Bentley en lo que a lujo se refiere. Sin embargo, los más "puristas" veían estos Maybach como versiones lujosas de los Mercedes Clase S por sus similitudes mecánicas y también estéticas.

El Clase S más lujoso de la historia

Pues bien eso ya no será un problema, pues con este segundo empujón a Maybach, Mercedes lo que ha hecho ha sido presentarlo como la versión más lujosa de su nueva Clase S. Estos nuevos Maybach Mercedes S600 han sido presentados en el Salón de Los Ángeles y su diseño exterior es inconfundible, pues hablamos de un Mercedes Clase S Largo, aún más largo.

20 centímetros extra

Y es que su longitud se incrementa en 20 centímetros, para ofrecer una longitud total de 5,45 metros, aunque aún así, no llega a medir como el Maybach más corto, ni como un Rolls Royce Phantom (5,84 metros), ni como un Bentley Mulsanne (5,57 metros). Estos 20 centímetros extra corresponden todos ellos a su distancia entre ejes, que crece de 3.165 a 3.365 milímetros, por lo que las plazas traseras son las que salen beneficiadas de este estirón.

Cuero, madera, espacio y tecnología

Y es que el cliente que adquiera estos Maybach Mercedes S600 viajarán sobre todo en su parte posterior. Para ellos Mercedes ha diseñado un entorno donde el lujo y el refinamiento son las notas dominantes, con materiales dignos de un palacio y tecnología de última hornada, pues no faltan tabletas integradas en los asientos ni un sofisticado equipo de sonido Burmester 3D que hará que viajemos durante horas como si no hubieramos abandonado el mejor palco de la opera de Viena. Tampoco faltan "delicatessen" de la talla de un techo panorámico con sistema Magic Sky Control, perfumador ambiental Air-Balance o copas de champagne diseñadas por Robbe & Berking.

Pero lo más llamativo son sus dos asientos individuales, que ofrecen infinidad de regulaciones, con un respaldo cuya inclinación se puede ajustar entre 19 y 43,5 grados. Incorporan cojines otomanos y están tapizados en cuero Designo. También podemos regular desde atrás el asiento del copiloto para disfrutar de aún más espacio para las piernas. Como curiosidad decir que las puertas traseras son 66 milímetros más cortas que las de un Mercedes Clase S Largo,pues se han redondeado en su parte final con el fín de mejorar el acceso a las plazas posteriores. Por ello también aparece una ventanilla adicional que en el caso de los Maybach Mercedes van en el pilar C y no adosada a la propia puertas.

Mercedes también asegura que su Maybach será el modelo más silencioso. Para ello han desarrollado un material aislante adicional y ventanillas específicas.

Primero con el 6.0 V12 Biturbo

Inicialmente el Maybach Mercedes Clase S se comercializará con el propulsor de los S600, que cuentan con un motor 6.0 V12 Biturbo que eroga una potencia de 530 CV y un par máximo de 830 Nm. Por ahora no hay datos sobre sus prestaciones, pero un S600 Largo, que tiene un peso de 2.185 kilos, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h. Más adelante llegarán los Maybach Mercedes S500 y S400, este último asociado a la tracción total 4Matic. El S500 tiene un motor 4.7 V8 Biturbo de 455 CV, mientras que los S400 4Matic apuestan por un propulsor 3.0 V6 Biturbo de 333 CV.

Los precios de estos nuevos Maybach Mercedes son toda una incógnita. Serán superiores a los 188.700 euros de un Mercedes Clase S600 Largo, pero inferior a los 357.000 euros que cuesta un Bentley Mulsanne o los 478.000 que pide Rolls Royce por su Phantom.

Artículos recomendados

Sigue Motor16