martes, 16 agosto 2022

Manhart Defender DP 500: menos todoterreno, pero más salvaje

El preparador alemán Manhart amplía su catálogo con el Manhart Defender DP 500 basado en el Land Rover Defender, pero con un diseño único y mejoras mecánicas que lo llevan hasta los 512 CV.

Ya sabemos que Manhart se atreve con todo. Y eso incluye uno de los modelos más bestias que existen actualmente en el mercado: el Land Rover Defender. Ciertamente, es difícil conseguir que el todoterreno británico tenga una apariencia más bestia, pero el especialista alemán lo ha logrado con el Manhart Defender DP 500.

El Defender 110 como punto de partida

Tomando como base un Land Rover Defender 110, es decir, la variante con carrocería de tamaño intermedio del modelo inglés, el preparador ha creado una versión más llamativa del 4×4. No es la primera vez que Manhart se atreve con el Land Rover Defender, pero esta vez ha apostado por un diseño más deportivo que nunca. Eso sí, con las modificaciones, las capacidades offroad del Defender pasan a un segundo plano.

Y es que el Manhart Defender DP 500 incorpora unas enormes llantas forjadas de 24 pulgadas que se antojan poco recomendables para abandonar el asfalto. Se trata del modelo Manhart Forged Line en color plateado. Están calzadas en neumáticos deportivos con medidas 295/30 ZR24.

Una opción más campera para el Defender DP 500

En caso de no estar dispuestos a quedarse sin las aptitudes camperas del Land Rover Defender, Manhart ofrece otra opción para el Defender DP 500. En este caso, hablamos de unas llantas de 22 pulgadas montadas en neumáticos 295/40 ZR22 con las que se puede circular por pistas sin ningún tipo de problema. Eso sí, el Manhart Defender DP 500 incorpora una suspensión 30 milímetros más baja, por lo que no es muy buena idea conducir con él por terrenos complicados, incluso con las llantas de 22 pulgadas.

A cambio, el Defender DP 500 promete comportarse mejor en carretera que el Land Rover Defender en el que está basado. Manhart ha optado por la versión P400 con tracción total, que monta un motor de gasolina turboalimentado de seis cilindros en línea y 3.0 litros que desarrolla 400 CV y 550 Nm de par. Con las modificaciones llevadas a cabo por el especialista, esta mecánica ha sido llevada hasta los 512 CV y 710 Nm de par, siempre asociada a una caja de cambios automática de ocho marchas.

El Defender DP 500 cuenta con un escape a medida

Además, el bloque de seis cilindros del Defender DP 500 va asociado a un sistema de escape de acero inoxidable artesanal creado por Manhart, con tubos de escape revestidos con fibra de carbono. El preparador también ofrece, como opción, un conjunto de frenos más eficaces que los que vienen de serie en Land Rover Defender 110 P400 AWD.

Manhart no se ha olvidado del interior del Defender DP 500. El todoterreno británico se distingue del modelo de serie por la tapicería de cuero y Alcantara en colores negro y gris. También incorpora asientos deportivos con ajustes eléctricos firmados Recaro, calefactados y ventilados. Además, los logos de Manhart decoran algunos elementos del interior, así como el capó del Defender y la parte trasera.