miércoles, 10 agosto 2022

Lotus Elise. Elisa Artioli le da un final digno.

El Lotus Elise salió a la venta por primera vez en el año 1996 gracias al artífice, Romano Artioli.

Artioli fue gestor del concesionario Ferrari más grande del mundo. Su empresa, Autexpò, se convirtió en el primer importador de Suzuki en Italia. Romano, después de esto, compró la compañía Bugatti Internacional y adquirió la marca Bugatti. A pesar de que esta acabó en bancarrota, sigue existiendo a día de hoy gracias a su adquisición por parte del grupo Volkswagen en el año 1998.
Tras ello, el empresario italiano se lanzó a por Lotus, adquiriendo por tanto lo que era propiedad de General Motores. Finalmente, acabó vendiendo sus acciones para compensar las perdidas sufridas con Bugatti.

Un precioso final circular

Romano Artioli fue el precursor del modelo más vendido de la historia por parte de Lotus, el Elise. Su nombre está inspirado en su nieta, Elisa Artioli. Ahora, la chica de 29 años, que es propietaria de un Elise S1 en color plateado desde hace 25 años – es decir, desde que tenía 4 – ha recibido las llaves del último Elise de producción para el público.

Modelo 35.124 y último comprado

El Elise 240 Final Edition que ha adquirido la nieta de Romano es el último vehículo que se venderá al público.Está pintado en un color dorado ‘Championship Gold’, haciendo historia al modelo. Su motor Toyota de cuatro cilindros y 1.8 litros sobrealimentado consigue generar 240 CV de potencia, consiguiendo hacer el 0-100 km/h en poco más de 4 segundos y una velocidad máxima de 237 km/h.Este modelo, el 240 está más orientado a la carretera, y por tanto, a la vida diaria. Su hermano el 250 está pensado para circuito. El predecesor del 240, el 220, contaba como su propio nombre indica con unos 20 CV menos.La reducción de peso de este modelo era una de las opciones estrella para los clientes. Gracias a sus paneles de carbono, la batería de iones de litio y una ventana trasera de policarbonato liviano consigue mantenerse por debajo de los 1.000 kg -concretamente 922-, una cifra atómica.

Elisa Artioli junto al último Lotus Elise de producción para el público.

El sustituto del Lotus Elise

Lotus ya piensa en qué modelo será el sustituto del Elise. Será eléctrico y llegará para el año 2026.