domingo, 3 julio 2022

Los peligros de reparar una llanta que debes evitar

¿Quién no ha sufrido alguna vez un pinchazo? Esta situación tan desagradable e inoportuna a la que tarde o temprano se enfrentan todos los conductores solo tiene dos soluciones: cambiar el neumático o reparar el daño. Todo parece muy sencillo, pero ¿es seguro arreglar una llanta pinchada y seguir utilizándolo? Por ello, lo ideal es que acudas a un especialista capacitado para determinar si este elemento sigue estando vigente para circular en la carretera.

A continuación, te damos la respuesta a esta pregunta que tantas dudas genera en los usuarios.

Asistir a un centro mecánico

Asistir a un centro mecánico para ver la llanta

Primeramente, debes saber que únicamente en un taller pueden resolver si un neumático es adecuado para su reparación o si debe ser sustituido por uno nuevo. Entonces, el profesional tendrá que desmontar la llanta y realizar una inspección completa y minuciosa del mismo para evaluar su estado y el tipo de restauración a realizar. No obstante, aunque el pinchazo sea reparable, la rueda no será apta para la circulación si presenta deformaciones en el aro y pliegues en las lonas o en la goma.