miércoles, 5 octubre 2022

Lo hacemos mal: así hay que colocar los brazos en el volante

Sin dudas, no siempre es fácil conseguir la postura de conducción óptima, ya que depende del tipo de regulación que incorpore tu vehículo. Pero, sí hay unos ajustes mínimos que siempre debes tener en cuenta a la hora de afrontar un trayecto de la carretera en coche. Por ejemplo, ¿sabías que antes de iniciar la marcha debes ajustar la distancia del asiento, la altura, la inclinación del respaldo, el reposacabezas y el volante?

A continuación, en el artículo te explicamos cómo hacerlo para conseguir una posición de seguridad al mando.

Coloca el asiento a la distancia óptima

Coloca el asiento a la distancia óptima

En primer lugar, siéntate y coloca tus glúteos en el ángulo que forman la banqueta y el respaldo. Luego, pisa el embrague a fondo con tu pie izquierdo y observa que tu rodilla quede flexionada (no puede quedar la pierna completamente estirada). Esto es fundamental porque si no, no tendrás ni el tacto, ni la sensibilidad con el pedal del embrague, ni la fuerza con la palanca del freno. Una vez que ya tienes la postura adaptada de las piernas, puedes seguir con el resto del cuerpo.