Lexus NX 300h, un SUV para distinguirse
MOTOR HÍBRIDO DE 197 CABALLOS

Lexus NX 300h, un SUV para distinguirse

Lexus amplía su gama y llega a un segmento clave del mercado, el de los SUV medios, donde va a dar la batalla con el NX, un todocamino de tecnología híbrida y poderosa imagen. Tiene 197 caballos y sólo gasta 5 litros cada 100 kilómetros.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

9 de Octubre 2014 14:00

Comparte este artículo: 0 0

Lexus prosigue su crecimiento en el mercado a base de mantener una filosofía que la hace distinguirse de otras marcas premium. Desde que llegó hace 25 años al panorama automovilístico mundial, la firma japonesa ha ido ampliando su forma de hacer las cosas para llegar a un mayor número de clientes. Y lo ha hecho manteniendo un camino del que no se aparta. Por ejemplo en el diseño, donde cuando otras marcas optan por un estilo uniforme en sus modelos manteniendo un aire de familia, Lexus apuesta por arriesgar con unos coches de líneas angulosas y con mucho carácter. Y eso que ya han hecho en el IS o en el futuro RC, también lo prueban en el nuevo Lexus NX 300h.

Pero no es su única seña de identidad, pues su apuesta por la tecnología híbrida también lo desmarca de otros fabricantes que juegan, sobre todo con los SUV medios, todas sus cartas al diésel. Esas son las armas que pone en juego en este NX, un modelo llamado a dar la batalla entre los Audi Q5, BMW X3, Volvo XC60...

Una imagen muy poderosa

Se trata de un todocamino de líneas muy personales, una carrocería muy angulosa y esculpida, que dan como resultado una imagen poderosa. Su gran parrilla llama la atención -sobre todo en la variante F-Sport- y sus faros LED o sus pasos de rueda, tienen mucha personalidad. Con 4,63 metros de longitud se convierte en clara alternativa de primer coche, con el objetivo de atraer a la marca a clientes que hasta ahora no la tenían entre sus opciones. 

Su otro gran atractivo es la calidad y la exclusividad habituales en la marca, que también quedan patentes en un interior cuidado con mimo, donde cinco ocupantes se acomodan sin problemas, aunque irán más cómodos cuatro. Cuenta con un maletero de 555 litros, aunque está compartimentado con un doble fondo en el que habrá que medir bien para acoplar maletas, pues ese doble fondo lleva también la batería y su tamaño es menor de lo que se ve en la parte superior al abrir el maletero. 

Equipamiento muy completo

Si hablamos de equipamiento, el NX cuenta con una amplia dotación de serie desde su versión más básica y en las más equipadas ofrece también 'delicatessen tecnológicas', como cámara de visión de 360 grados muy útil en maniobras, sistema de precolisión avanzado,  sistema de sonido Mark Levinson, cargador inalámbrico para smartphones... Un arsenal de equipamientos que se unen a otros equipos más tradicionales: faros LED, 'head up display', pantalla TFT, 

Y el tercer pilar de la apuesta de Lexus, el apartado mecánico se fía casi absolutamente a la versión híbrida, aunque en 2015 llegará una versión de gasolina conocida como NX 200t, que contará con 238 caballos y podrá optar por tracción delantera o total. El NX300h, que concentrará, al menos en España casi el 99 por ciento de las ventas, combina un propulsor de gasolina y uno o dos eléctricos -en las variantes 4x4 hay dos motores eléctricos, uno de los cuales actúa sobre las ruedas traseras- para ofrecer un total de 197 caballos y un consumo medio de sólo 5 l/100 km. Cuenta con un cambio automático de variador que no es lo mejor del coche y provoca una sonoridad demasiado evidente al acelerar.

Comportamiento intachable

Sin embargo, eso se olvida, en cierto modo, ante la dinámica del coche que tiene un andar muy de turismo y se conduce como tal. El motor empuja de forma inmediata gracias a la función 'kick down' del cambio. Además, cuenta con unas supensiones que ajustan de forma automática su dureza en función del recorrido para obtener el máximo confort a altas velocidades.

Ofrece cuatro modos de conducción que se pueden ajustara los gustos del conductor con sólo pulsar o girar un botón: Eco, Normal, Sport y Sport+ -éste sólo con el acabado F-Sport- para que todos disfruten al máximo de la conducción de un coche muy agradable. Y muy seguro, pues cuenta con los últimos avances en la materia: sistema de precolisión avanzado, sistema de permanencia en el carril, control de crucero adaptativo, protección de peatones. Lástima que en aras de ese dinamismo, las levas en el volante sólo estén disponibles con el acabado F-Sport y no puedan incorporarse a ninguna de las otras versiones del NX.

Pero con ese acabado F-Sport es una delicia conducir este modelo, tal como comprobamos en un recorrido de más de 200 kilómetros en Austria. Su empuje está fuera de toda duda, tal como anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos. Y todo ello con un consumo medio que se ha homologado en 5,1 l/100 km, que es justo lo mismo que homologa el BMW X3 más eficiente, la versión sDrive 18d, cuyo motor diésel proporciona 143 CV de potencia.

Cinco acabados y precios desde 38.300 euros

La apuesta de Lexus, por tanto, no va desencaminada frente a sus rivales tampoco desde el punto de vista del consumo. Y ya que hablamos de precio y ahorro, decir que la gama se compone de cinco acabados con paquetes de equipamiento cerrados: Eco, Corporate (pensado para el mercado de empresas), Executive, F-Sport y Luxury. Los dos primeros sólo se ofrecen con tracción 4x2, mientras que a partir del Executive -se espera que sea el más demandado-, la tracción ya es total. Los precios parten de 38.300 euros, aunque en el lanzamiento hay una alternativa aún más barata, pues por 36.300 euros, financiando con Lexus se puede acceder a este SUV. El tope de la gama, para los que lo quieren todo, se sitúa en los 64.500 euros que cuesta la version Luxury.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon