jueves, 18 agosto 2022

Land Rover Defender 130, un minibus offroad

La familia Defender crece, literalmente. La marca británica incrementa la gama y añade a las versiones 90 y 110 el nuevo Land Rover Defender 130, que se instala en la parte alta de este icónico todoterreno. Esta nueva variante mantiene el aire de familia en cuanto a diseño, aunque su mayor virtud es que puede alojar hasta ocho adultos en su interior.

Para poder ampliar el interior se ha tenido que ‘estirar’ el voladizo trasero del vehículo nada menos que 34 centímetros. Se mantiene por tanto la distancia entre ejes con el 110, aunque crece hasta los 5,36 metros de longitud, si tenemos en cuenta la rueda de repuesto que instala en el portón trasero. Casi sin quererlo se ha convertido en un modelo un tanto exclusivo, ya que no hay rivales de este calado que puedan transportar hasta ocho personas en su interior.

Para que el incremento en el voladizo posterior no pase excesiva factura a sus increíbles aptitudes offroad, la parte trasera se ha elevado ligeramente. De esta manera se consigue un ángulo de salida de 28,5º, generoso, pero bastante inferior al del 110, que es de 40º.

Tres filas de asientos en el Land Rover Defender 130

La disposición de los asientos es 2+3+3, siendo la última fila algo menos habitable que el resto. También el acceso es algo más complicado y se mantiene una gran capacidad en el maletero. Si están todas las plazas ocupadas ofrece 290 litros, que pasan a ser 1.015 si abatimos la tercera fila y alcanza los 2.078 litros en caso de máxima necesidad.

Interior del Land Rover 130.

Los ocupantes de la tercera no tienen que renunciar a detalles como asientos calefactados, climatización, reposabrazos acolchados, huecos específicos o tomas USB para cargar dispositivos móviles. La segunda fila cuenta con regulación longitudinal y la disposición 40/20/40 se abate por partes para permitir un acceso más holgado a la tercera fila.

Dos motores en su debut

El Defender 130 debuta con una mecánica híbrida ligera de 48V de gasolina P400, que porta un bloque de seis cilindros que eroga 400 CV de potencia. También ofrece un diésel D250 asimismo mild hybrid que parte también de una mecánica de tres litros y seis cilindros y que eroga 250 CV. Estas dos variantes se asocian a una transmisión automática ZF de ocho velocidades.

Toda la gama Defender 130 incorpora un sistema de tracción total inteligente, suspensión neumática y el avanzado asistente Terrain Response que ofrece varias configuraciones, dependiendo de la superficie por donde se circule. La suspensión neumática permite elevar adicionalmente hasta 73,5 centímetros la parte trasera, aspecto que facilita sortear obstáculos y superar vadeos de hasta 90 centímetros.

Salpicadero del Land Rover 130.

En su equipamiento contempla un climatizador automático configurable para cuatro zonas, un sistema de purificación del aire, navegación what3words sin necesidad de cobertura gracias al sistema de infoentretenimiento Pivo Pro y hasta un color Sedona Red exclusivo para esta versión 130.

Land Rover celebra el año de jubileo de platino de la reina de Inglaterra entregándola un Defender 130 especialmente diseñado por la Cruz Roja británica.

Este nuevo modelo ya está disponible en los concesionarios españoles con un precio que parte desde los 100.450 euros.