martes, 31 enero 2023

Lancia da los primeros pasos hacia el ‘Renacimiento’ de la marca

La marca italiana comienza la primera de las tres citas previas al Lancia Design Day del 28 de noviembre, el primer evento del Renacimiento de Lancia para describir el estilo de algunos de sus vehículos icónicos más famosos del pasado, que han inspirado el diseño de sus tres futuros coches.

Modelos emblemáticos en Lancia

En este viaje del pasado al futuro, los protagonistas son los coches de Lancia que han entrado en el imaginario colectivo: desde el Aurelia hasta el Flaminia, del Fulvia al Beta HPE, del Gamma al Delta, pasando por el Stratos o el 037.

Lancia

Modelos muy diferentes entre sí, algunos con un diseño grácil y elegante, otros brutal y eficiente; pero todos unidos por un estilo capaz de ir más allá del espacio y el tiempo. Esto es lo que hace que en la actualidad sigan destacando por su belleza y contemporaneidad, y por la expresión de un diseño típicamente italiano.

“El diseño y la belleza de estas obras maestras en movimiento nos han inspirado en la creación de los tres modelos Lancia del futuro”, afirma Luca Napolitano, CEO de la marca Lancia. “Esto incluye el nuevo Ypsilon en 2024, nuestro nuevo buque insignia que nos permitirá entrar en el segmento más grande de Europa, y el nuevo muscular Delta en 2028, con sus líneas geométricas que hará latir el corazón de un sinfín de aficionados de toda Europa. Nos gusta definir a Lancia como una marca de modernidad clásica, donde clásica significa potenciar y respetar nuestra herencia, mientras que modernidad expresa nuestra capacidad de mirar hacia el futuro con ambición”.

Plan de Renacimiento en 10 años

“La innovación y un diseño atemporal han sido siempre nuestros valores, y a ellos queremos añadir la sostenibilidad y la responsabilidad, poniendo siempre al cliente en el centro de nuestra misión. Estas son las directrices de nuestro plan de Renacimiento a 10 años: en este tiempo, queremos convertirnos en una marca creíble y respetada en el mercado premium europeo”, añadió.

Para Napolitano “los protagonistas de esta hoja de ruta serán los tres nuevos modelos de Lancia, que hemos diseñado para que sean coherentes entre sí y claramente reconocibles. Los tres vehículos incluirán tres elementos de diseño distintivos de Lancia: la ‘copa’, las líneas sinuosas y las formas geométricas primitivas. Inspirado en el frontal de los emblemáticos Aurelia y Delta, la nueva ‘copa’ se reinterpretará en clave moderna, pero conservando su rasgo distintivo, que une una línea vertical y otra horizontal que, al juntarse, encierran el logotipo de la marca».

Lancia

“Además, los tres nuevos modelos mostrarán líneas sinuosas en el lateral, un elemento típico de algunos modelos históricos de Lancia, como el Aurelia B20. Por último, hay un tercer elemento del diseño de Lancia: las primitivas formas geométricas presentes tanto en el frontal como en el posterior, entre las que destacan los faros redondos, que hacen referencia al espíritu más brutal y técnico de la marca, haciendo un guiño a los legendarios 037, Stratos y Delta, las «bestias» de competición que dominaron los rallies durante más de 20 años”, aseguró el máximo mandatario de Lancia.

Además de gracia y garra, hay un tercer elemento del diseño de Lancia: el eclecticismo, es decir, la tendencia a inspirarse en fuentes diferentes, incluso en contraste entre sí, para lograr una síntesis armoniosa y coherente. Es lo que ocurre, por ejemplo, en los hogares italianos, un espacio vital íntimo y vivido, en el que Lancia se inspiró para crear los originales y acogedores interiores de los modelos Gamma y Beta.

El mismo refinamiento interior se encuentra en el Fulvia Coupé de 1965, elegante, agresivo y de alto rendimiento al mismo tiempo. Y esto también es un ejemplo del eclecticismo de Lancia

Lancia Beta HPE, altas prestaciones

El Lancia Beta HPE (High Performance Estate) es un coche familiar, bonito, deportivo y de altas prestaciones, que es bajo y elegante, equipado con un maletero espacioso. Diseñado por Pininfarina y fabricado en tres series, es sin duda la versión más fascinante del modelo Lancia Beta.

Lancia
Lancia Beta HPE.

Presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1975, el Lancia Beta HPE conquistó al público en general con su carácter ecléctico presentado como ‘elegancia práctica’. Llama la atención la parte trasera del habitáculo, dotada de una gran escotilla inclinada, desde la que se vislumbra una innovadora estructura de persiana veneciana tras el cristal, que limita los efectos de la luz solar y salvaguarda la visibilidad trasera.

Esta innovadora solución se completa con dos molduras en el tercer pilar que se funden visualmente con el acabado original aplicado a la luneta trasera. También en la parte trasera, pero esta vez en el interior, destacan los respaldos traseros envolventes que se extienden hasta el revestimiento lateral situado bajo las ventanillas, proporcionando libertad de postura a los ocupantes.

Los reposacabezas traseros son retráctiles, de modo que se integran en el respaldo cuando no se utilizan. En definitiva, el amplio e innovador interior del Beta HPE recuerda el ambiente cálido y acogedor de las bellas casas italianas. Una curiosidad: al reclinar los asientos traseros, es posible incluso introducir un colchón para crear una especie de cama ‘móvil’.

Lancia Gamma Coupé, adelantado a su tiempo

En el Salón de Ginebra de 1976, Lancia mostró el diseño futurista del Lancia Gamma Coupé. Con un exterior clásico y un interior ecléctico, este coche es recordado como el ‘salón viajero’. Recibió este apodo porque su interior recrea un ambiente hospitalario, confortable, y una atmósfera innovadora, como demuestra una original combinación de colores y un salpicadero inspirado en el diseño de los años 70.

Lancia
Lancia Gamma Coupé.

El refinamiento y la calidad absoluta de los materiales son el resultado de las colaboraciones con algunas prestigiosas marcas de moda, entre ellas la maison de Ermenegildo Zegna. La última evolución de los grandes coupés GT de Lancia, una noble gama que incluye el Aurelia y el Flaminia, la Gama Coupé se inspira en el Flaminia Coupé. Y quizás por eso, a primera vista, parece más elegante y estilizado que la berlina de cinco puertas, también gracias a la línea de techo inclinada hacia abajo.