Lamborghini Aventador SVJ Roadster. Una gozada a cielo abierto
SALÓN DE GINEBRA

Lamborghini Aventador SVJ Roadster. Una gozada a cielo abierto

Tras el lanzamiento del salvaje Aventador SVJ, la firma de Sant'Agata Bolognese ha creado esta versión descapotable, que te permitirá desmelenarte a más de 350 km/h.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

5 de Marzo 2019 11:23

Comparte este artículo: 90 2

El pasado verano se daba a conocer este impresionante Lamborghini Aventador SVJ, un deportivo que con un tiempo de 6 minutos y 44,97 segundos se convertía en el vehículo de calle más rápido en dar una vuelta al trazado alemán de Nürburgring.

Pues ahora la firma de Sant'Agata Bolognese nos sorprende con su variante descapotable, la cual lleva el apellido Roadster y cuya producción estará limitada a sólo 800 unidades para todo el mundo.

Pesa 50 kilos más que el coupé

Básicamente nace desde el coupé, por lo que esta joya mantiene su avanzado sistema de aerodinámica activa ALA 2.0, suspensiones activas, tracción a las cuatro ruedas, cambio ISR de 7 velocidades, dirección en el eje posterior, selector de modos de conducción, frenos carbocerámicos con discos de 400 milímetros delante y de 380 milímetros detrás... Y no hay que olvidarse de un imponente corazón 6.5 V12 atmosférico que eroga la friolera de 770 CV de potencia a 8.500 rpm, mientras que el par motor es de 720 Nm cuando gira a 7.250 rpm.

Los nuevos refuerzos estructurales han obligado a incrementar ligeramente el peso respecto al coupé. En concreto son 50 kilos extra para un total de 1.575 kilos.

Si bien, esto no es problema para su corazón, que permite a este Lamborghini Aventador SVJ Roadster acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, mientras que los 200 km/h los alcanza en 8,8 segundos. Eso son una y dos décimas más que el coupé. También firma una velocidad punta que supera los 350 km/h.

Cuesta 525.000 euros la unidad

Para ocultar su habitáculo, esta versión descapotable se decanta por un techo fabricado en carbono y formado por dos piezas que se deben poner y quitar a mano. Cada una de ellas sólo pesa 6 kilos y una vez desmontadas se pueden guardar en su maletero delantero. Para protegernos de las turbulencias, tras sus asientos hay una ventana posterior que se puede subir y bajar de forma automática.

Este ejemplar luce un exclusivo color denominado Bronzo Zenas y apuesta por unas llantas de 20 y 21 pulgadas (delante y detrás) que se calzan con gomas Pirelli P Zero Corsa en medida 255/30 R20 delante y 355/25 R21 detrás.

Si tenemos en cuenta los impuestos pertinentes, cada una de estas joyas de la firma italiana va a costar la friolera de 525.000 euros, lo que vienen a ser unos 51.500 euros más que la versión coupé. Pero el desembolso extra puede merecer la pena.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16