lunes, 4 julio 2022

La novedad más sostenible de Alfa Romeo no es un coche

La última novedad de Alfa Romeo es, sin duda, una de las más sostenibles de su historia. Mientras integra conceptos como la hibridación a sus modelos más recientes, como el inminente Tonale, por otro lado también contempla otras iniciativas destinadas a mejorar la calidad de vida y del aire de todos. Entre ellas ha creado el Bosque de Alfa Romeo.

La más reciente ha sido sumarse a la iniciativa de la ONG ForestProject, una empresa capitaneada por Fernando Ojeda y que lleva ya tres años luchando contra la temida desertización. Y qué mejor idea que crear el Bosque Alfa Romeo, situado en la madrileña localidad de Alalpardo, hábitat donde se han puesto las primeras semillas para luchar contra el cambio climático.

La novedad más sostenible de Alfa Romeo no es un coche

Fernando Ojeda en el Bosque de Alfa Romeo.
Fernando Ojeda, responsable de la ONG ForestProject, en el Bosque de Alfa Romeo.

Lejos de las complejas ingenierías, fábricas y tecnología del mundo del automóvil, cada vez más eficientes en todos los frentes, la marca italiana comenzó este nuevo proyecto el pasado mes de abril con la plantación de los primeros 200 árboles, labor que realizaron los empleados de los concesionarios de la marca y sus familiares. También acudió Francesco Colonnese, Brand Manager de la Alfa Romeo para España y Portugal.

En los próximos meses el plan pasa por plantar un total de 500 árboles, todos ellos pertenecientes a variedades autóctonas. La técnica empleada por Fernando Ojeda es la denominada Miyawaki, y consiste en mezclar especies de manera aleatoria para que se convierta en un bosque lo más natural posible. Además se plantan especies ya con 80 centímetros de alto para asegurar un crecimiento más rápido y con mayor porcentaje de éxito.

Entre novedades de producto como el mencionado Tonale y el último acabado Estrema, vinculado con la Fórmula-1 y asociado a la gama Giulia y Stelvio, en Motor 16 tuvimos un hueco para contribuir con nuestro granito de arena a tan noble causa.

Polinizar el Bosque de Alfa Romeo

En este caso acudimos al Bosque Alfa Romeo para fomentar la polinización del paraje. Bajo la tutela de Fernando Ojeda nuestra labor fue recoger ramas del suelo, seleccionarlas, cortarlas a medida e introducirlas en unos pallets de madera. Estos se ubican luego en sitios estratégicos con el fin de que sirvan de hogar a todo tipo de insectos.

Uno de los pallets terminados para iniciar la polinización.

En estas estructuras de madera se introduce posteriormente una abeja reina para crear una colonia que luego será la encargada de polinizar las plantas y árboles cercanos. Y con los insectos llegarán las aves y se consolidará el ciclo de la vida. De esta manera se crean barreras y escudos frente a la desertización.

En España alrededor del 70 por ciento de los cultivos para consumo humano dependen de los insectos que desarrollan la polinización. Y sin una correcta polinización a nivel mundial la historia del hombre sobre la tierra no duraría más allá de cuatro años.