Kia Soul, más que original
YA A LA VENTA

Kia Soul, más que original

Kia vuelve a la carga con el Soul, que en esta nueva generación es más grande, más equipado y con una gama de motores potentes y económicos. Y no renuncia, por supuesto, a los 7 años de garantía.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

19 de Septiembre 2014 12:57

Comparte este artículo: 3 0

Tal vez el Soul fuera un adelantado a su tiempo y eso le haya pasado factura, al menos en España. El modelo de la firma coreana llegó en 2008 con una imagen sorprendente, que mezclaba conceptos de vehículo urbano con apariencia de todocamino y un tamaño que parecía pequeño pero en realidad no lo era tanto. Era muchas cosas a la vez y por ello, tal vez no era ninguna.

Con el tiempo, sin embargo, ese tipo de coche que pretendía ser el Soul se ha convertido en el segmento de mercado con mayor atractivo y mayor potencial. Lo que se llaman SUV urbanos cuentan ahora con integrantes de la talla y el éxito del Nissan Juke, Renault Captur, Peugeot 2008, Opel Mokka... Y se anuncian más modelos en los próximos tiempos. Un segmento, por tanto, en ebullición. Y Kia, que fue una de las primeras en ver las posibilidades de este tipo de coches no podia quedarse parada.

Llega por tanto el nuevo Kia Soul. Nuevo totalmente aunque su imagen, a simple vista hace que lo identifiquemos perfectamente. Porque los rasgos generales no cambian, aunque el coche es completamente nuevo. Pero si la línea se mantiene, los detalles demuestran que la apuesta de Kia es por la personalidad. Y también por la tecnología, con un equipamiento muy completo e incluso, con una versión eléctrica, el Soul Electric, que ofrece una autonomía récord de hasta 212 kilómetros.

Diseño de familia

El frontal cuenta con la parrilla ya famosa en la marca con un marco cromado para darle mayor énfasis, pero añade en la parte baja una zona en negro rematada por los faron antiniebla redondos. La cara del nuevo Soul es mucho más llamativa gracias también a la tecnología de iluminación con faros de xenón y led que incorpora. Pero también lo es la zaga, con la misma zona en negro, también en la parte baja que al combinar con la gama de colores del nuevo Kia ofrece mucho carácter.

Carácter también demuestra el interior, muy bien cuidado y de un toque muy tecnológico. Llama la atención en el cuadro de instrumentos la gran pantalla táctil de 8 pulgadas desde la que se controlan diversas funciones del coche. El volante multifunción permite controlar muchas funciones sin necesidad de soltar las manos.

Más tamaño, más habitabilidad

Además del aspecto el Soul gana en espacio interior. El nuevo modelo es más grande que el anterior, pues está realizado sobre la plataforma del Cee'd. Su longitud total de 4,140 metros con una distancia entre ejes de 2,570 metros permite ofrecer un interior muy amplio para cuatro o cinco ocupantes. A eso ayudan, también sus cuadradas formas exteriores. Puede convertirse, por tanto, no sólo en un segundo coche para una familia. Ayuda a ello también un maletero de formas muy cuadradas, con 330 litros de capacidad aunque no demasiado aprovechable.

La parte mecánica se fía a dos propulsores ya conocidos, el 1.6 GDI de gasolina con 132 caballos y el 1.6 CRDI diésel de 128, además del mencionado Soul Electric. Ambos se pueden combinar con cambios manuales o automáticos de seis velocidades. Con el nuevo chasis y la potencia y rendimiento de estos motores, otra de las ganancias en personalidad está en el comportamiento.

Agradable de conducir

El Soul se conduce muy bien, es cómodo y agradable y ofrece un gran rendimiento. Empuja con brío y recupera bien. Prestaciones, por tanto, a la altura de su imagen. A cambio de estas prestaciones, los consumos no se disparan y los 4,8 litros homologados en el diésel o los 6,5 del gasolina son cifras razonables.

El remate de la personalidad del Soul viene de la carga de dispositivos de ayuda a la conducción que equipa. Sistemas como el aviso involuntario de cambio de carril, el asistente de aparcamiento tanto en batería como en línea, el sistema que evita el deslumbramiento de los coches que vienen de frente, el sistema de dirección en el que se puede regular la dureza en función del tipo de conducción... 

Todos ellos, más unos precios que parten de los 17.750 euros (con descuentos hablamos de poco más de 12.000 euros) y los 7 años de garantia son argumentos suficientes para plantar cara a esa batería de modelos que ahora mismo campa a sus anchas en un segmento al que el Kia Soul llegó de los primeros. 

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon