Optima Sportswagon GT. El AVE de Kia
motor de 245 caballos

Optima Sportswagon GT. El AVE de Kia

El Kia Optima estrena versión familiar -llamada Sportswagon- y versión dinámica, denominada GT. Y la mezcla de ambas da como resultado un familiar deportivo, versátil y con mucha marcha. Un 'tren de alta velocidad' para los nuevos conductores.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

1 de Septiembre 2016 13:30

Comparte este artículo: 51 0

Kia anunció el pasado año, cuando en el Salón de Fráncfort mostró la nueva generación del Optima, que este modelo iba a 'formar una familia' en poco tiempo con la llegada de una versión familiar, denominada Sportswagon y también con unas variantes de más carácter bajo el apellido GT. Y ya se han hecho realidad ambas. Por un lado, la carrocería familiar se suma al sedán manteniendo el aspecto moderno y sumando ventajas como la versatilidad de una carrocería más apreciada en Europa que en España sin perder nada del carácter dinámico por el camino.

El Sportswagon mantiene todas las cotas del sedán: misma longitud (4,85 metros), anchura (1,80 metros) y distancia entre ejes (2,80 metros) y solo varía la altura, que es medio centímetro mayor en el familiar. No hay cambios tampoco en el espacio para pasajeros, que ofrece una gran amplitud, y sí en el maletero, que crece hasta los 552 litros (42 más) que se pueden ampliar abatiendo los asientos traseros hasta alcanzar los 1.686 litros de capacidad. Versatilidad máxima, como se ve. Y además, con una estética que no ha perdido casi nada del encanto del Sportspace Concept, el prototipo presentado en el Salón de Ginebra de 2015 en el que está basado el familiar de Kia.

Nuevo motor de gran empuje

Y si la versión familiar tiene suficientes atractivos en su carrocería, si le sumamos un motor potente y dinámico como el 2.0 T-GDI -que desarrolla 245 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 353 Nm entre 1.350 y 4.000 rpm.-, a la altura de lo que el estilo exterior promete, nos encontramos con un 'tren de alta velocidad'; un modelo para poner a la marca coreana en la pelea con los modelos más valorados, los que dan caché a una marca.

Así, el Kia Optima Sportswagon GT (también está disponible en versión sedán) puede competir, sin ningún tipo de rubor con las berlinas de las marcas generalistas del segmento D y con sus versiones más deportivas. Ford Mondeo (240 CV), Volkswagen Passat (240 CV), Renault Talisman (200 CV), Opel Insignia (250 CV).

Porque es un coche que tiene en el punto de mira al conductor europeo, pues ha sido pensado para responder a las exigencias de los conductores más dinámicos. El GT es producto del esfuerzo coordinado de los centros de I+D europeo y global de Kia: el de Rüsselsheim, Alemania, y el de Namyang, Corea. Un coche para el que no se han ahorrado esfuerzos, conscientes los responsables de Kia en Europa que puede convertirse en su punta de lanza. 

Buenas prestaciones, consumos ajustados

El Optima GT cuenta con un sistema de distribución variable CVVT (variación de fase continua) movido por un motor que contribuyen a ofrecer esas elevadas prestaciones manteniendo el consumo en unas cifras razonables. Así ofrece un consumo medio de 8,2 l/100km y unas emisiones de CO2 de 191 g/km. Con unas prestaciones entre las que se pueden destacar los 7,4 segundos que necesita para acelerar de 0 a 100 km/h (el Sportswagon, en 7,6 s) o los 3,7 segundos tarda en pasar de 60 a 100 km/h (simulación de una maniobra de adelantamiento). Y su velocidad máxima de 240 km/h lo convierte en Kia más rápido producido para Europa.

La tracción es delantera y la caja de cambios, automática de doble embrague ofrece un rendimiento magnífico, una gran rapidez y suavidad en los cambios.

Todas esas características hay que pasarlas al suelo, de manera que el Optima ofrezca el comportamiento que espera un conductor europeo. Por ello, en Kia, no han dudado en retocar el ya de por sí excelente chasis del Optima, que nos sorprendió en la prueba a fondo que le realizamos. Para ello se ha trabajado a fondo en el circuito de Nürburgring, donde se han recorrido con él más de 10.000 kilómetros para mejorar su estabilidad y confort.

El difusor trasero del Optima Sportswagon es uno de los detalles más llamativos, junto al dobl tubo de escape ovalado. El difusor trasero del Optima Sportswagon es uno de los detalles más llamativos, junto al dobl tubo de escape ovalado.

Los cambios en la carrocería y el chasis se traducen en una carrocería 10 mm más baja, en unos amortiguadores más duros delante y detrás y en una barra estabilizadora delantera también más rígida. Además, cuenta con un -Control Electrónico de Estabilidad de serie, con unos ajustes exclusivos que, por ejemplo, permiten establecer la dureza de los amortiguadores de manera independiente en cada rueda, para adaptarse a las condiciones de la carretera.

Además, la dinámica se puede variar con los tres modos de conducción que ofrece: Sport, Normal y Eco. Los dos últimos ofrecen un ajuste de la suspensión más suave, para ofrecer más confort a los ocupantes y el modo Sport hace la suspensión un poco más dura, para ofrecer más estabilidad y una respuesta más dinámica. Además, en el modo Sport se refuerza el sonido del motor que llega al habitáculo gracias a un Sistema de Sonido Activo de nuevo diseño que utiliza un generador electrónico que realza el sonido del motor. 

Para el dinamismo también se ha trabajado con un nuevo sistema de dirección con asistencia eléctrica montada directamente en la cremallera en lugar de en la columna de la dirección. De esta manera la respuesta es más directa e inmediata a nuestro trabajo sobre el volante. Y los frenos, discos ventilados en las cuatro ruedas, crecen de tamaño (330 mm delante y 314 mm detrás) y han sido desarrollados para mejorar el tacto del pedal y la capacidad de refrigeración.

Una cámara con visión de 360 grados permite ver en la pantalla todo el perímetro del coche y ayuda en las maniobras.Una cámara con visión de 360 grados permite ver en la pantalla todo el perímetro del coche y ayuda en las maniobras.

Todo ese carácter que se supone al ver las características del coche, en carretera, sobre la marcha, el Optima Sportswagon GT lo demuestra en cada kilómetro. Es cómodo y muy aplomado, con unas suspensiones perfectas por dureza, que le dan el toque de deportividad justo. Ni son una tabla ni inclinan demasiado. En el recorrido que realizamos por los alrededores de Munich, con todo tipo de carreteras, el comportamiento del coche fue intachable.

La dirección y  el cambio son otros de los elementos que destacan. La primera es muy directa y permite al conductor apuntar en cada curva y elegir la trazada perfecta. El cambio, de doble embrague y 7 velocidades, con levas en el volante funciona con rapidez y precisión, sin saltos entre marchas. Y siempre con gran suavidad. Y los frenos  tanto por tacto como por mordiente, están muy adaptados a lo que un conductor de este tipo de coches espera. 

El Optima Sportswagon GT no es un deportivo para carreteras retorcidas; es un coche para viajar a altas velocidades, con total comodidad y seguridad tanto para el conductor como para los ocupantes. Como viajar en el AVE. Algo que se podrá hacer a partir del otoño, cuando llegue a los concesionarios. 

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon