Kia Ceed Crossover y Plug In Hybrid. Podrían desvelarse en Ginebra
LOS CONDUCIMOS

Kia Ceed Crossover y Plug In Hybrid. Podrían desvelarse en Ginebra

La cuarta carrocería del Ceed, el crossover, y su versión híbrida enchufable, ya están listos para debutar. Nosotros los hemos podido conducir.

Pedro Martín

Pedro Martín

20 de Febrero 2019 09:45

Comparte este artículo: 5 5

Kia quiere convertir al nuevo Ceed en uno de los cinco modelos compactos de mayor venta en Europa, y para ello seguirá aumentando su gama. Primero con una cuarta carrocería, de tipo crossover, y poco después con una mecánica híbrida enchufable que debutará en ese nuevo Ceed todocamino pero también en el Ceed Wagon. Y aunque han sido solo unos minutos de contacto, ya hemos tenido oportunidad de conducirlos.

Aunque la firma coreana deshoja todavía la margarita para decidir si finalmente lleva estas nuevas variantes del Ceed al Salón de Ginebra, que se celebra a comienzos de marzo, Kia no desaprovechó la ocasión que le brindaba la reunión anual en Francia de los jurados que componen el premio Car of the Year (60 periodistas especializados procedentes de 23 países europeos) para el particular bautismo de fuego de su nuevo Ceed CUV, con carrocería crossover y nombre comercial todavía por comunicar (sí podemos avanzar que incluirá la palabra Ceed), además de las nuevas versiones Plug-In Hybrid, con las que el Ceed ya presumirá de etiqueta O Emisiones en su gama.

Con mecánicas convencionales

Empezando por el Ceed crossover, o CUV (a medio camino entre compacto y SUV), la unidad probada equipaba un motor convencional, pues su oferta incluirá tanto mecánicas diésel como de gasolina, pero habrá también una variante híbrida enchufable. Según Kia, el modelo conducido está todavía en fase de desarrollo, con un 75 por ciento de elementos ya definidos pero algunos detalles todavía por perfilar. Su carrocería, camuflada con mimo, no permitía observar el aspecto final, aunque sí podía verse que las ópticas delanteras no serán exactamente iguales a la del resto de la familia Ceed (cinco puertas, Wagon y ProCeed) o que la altura del conjunto se sitúa a caballo entre la de esos tres Ceed citados y la de un Sportage. O, dicho de otro modo, el Ceed CUV tiene una corpulencia parecida a la del Mercedes GLA, por ejemplo.

Se adivinan también en su aspecto externo detalles propios de vehículos de su clase, como unas protecciones específicas en los bajos para frontal o zaga, o una altura libre al suelo ligeramente mayor. Y en el interior descubrimos más cambios de los esperados, aunque los responsables de la firma coreana nos lo explican: el Ceed crossover será el encargado de estrenar algunas mejoras que poco después de extenderán al resto de la familia Ceed, como la instrumentación digital configurable sobre una pantalla de 12,3 pulgadas (será opcional en todos los casos, aunque no se descarta que determinadas versiones altas la incluyan de serie en algunos países), la pantalla central táctil de 10,25 pulgadas (será la que equipen los Ceed si el cliente pide navegación) o unos mandos de climatización rediseñados y más visibles. A ello hay que sumar otras dos novedades adoptadas por el Ceed CUV que también veremos en el resto de variantes: las ópticas traseras con luz diurna y mejoras de funcionamiento en el sistema FCA, que advierte sobre el riesgo de colisión frontal.

En esta cuarta variante del Ceed la postura de conducción es tan buena como en los otros Ceed, aunque con el añadido de una posición más elevada y con mejor dominio del tráfico. Además, se entra y se sale con mayor facilidad, y las tres plazas posteriores resultan bastante cómodas, destacando la brillante cota de altura al techo, un generoso espacio para las piernas o un túnel central que apenas sobresale. Y bien sea por todas estas ventajas o por la gran demanda que tienen los modelos de este tipo en Europa, el caso es que Kia cree que su nuevo crossover compacto podría acabar convirtiéndose en el Ceed de mayor venta, por delante del cinco puertas y del familiar Wagon, pero también de un exitoso ProCeed, que con su funcional pero deportiva carrocería shooting brake se ha convertido en la sorpresa del momento, convirtiéndose en la carrocería más demandada en algunos países. Hasta el punto de que la marca coreana ha modificado la proporción de versiones producidas en la planta eslovaca de Zilina para que se fabriquen 6.000 unidades mensuales del ProCeed, al tiempo que se han acelerado los planes para ampliar dicha factoría.

Ceed Wagon PHEV

Y si el Ceed CUV verá la luz en la primera mitad de este año, también lo harán los Ceed Plug-In Hybrid, de los que habrá dos alternativas: una crossover y otra con carrocería familiar Wagon. Ante ese anuncio, lo primero que viene a la mente es preguntarse por las versiones híbridas enchufables de los otros dos Ceed, y la propia Kia confirma que, de apreciarse demanda en ese sentido, podrían desarrollarse también, pues el Ceed CUV tiene mucho que ver desde el punto de vista de la arquitectura mecánica con el Ceed de cinco puertas, y otro tanto ocurre con los Ceed Wagon y ProCeed.

Pase lo que pase al final, lo cierto es que en Francia pudimos ponernos al volante del Ceed Wagon PHEV, convenientemente camuflado también y que, al igual que el crossover, toma su mecánica del Niro Plug-In Hybrid, con modificaciones técnicas mínimas como unas relaciones de cambio levemente adaptadas. Pero en lo trascendental no hay variaciones, y el conjunto se articula sobre un motor 1.6 GDI de gasolina con 105 CV, un propulsor eléctrico de 60,5 CV, una batería de polímero de litio con casi 10 kWh y la transmisión automática DCT de doble embrague con seis marchas. Un total de 141 CV que se traducen en buenas prestaciones. Y en un bajo consumo si nos atenemos a lo demostrado por el Niro PHEV, con el que comparte el funcionamiento general. Por ejemplo, podemos conducir en modo cien por cien eléctrico si elegimos el modo EV, mientras que si optamos por el programa HEV se da prioridad al funcionamiento híbrido, que es tanto como decir que se conserva el nivel de carga de la batería existente en ese momento, salvo que aceleremos con mucha fuerza o circulemos a velocidades muy altas.

Sobre cifras de homologación poco se sabe todavía, pero el objetivo de Kia es que sus Ceed CUV y Wagon con mecánica híbrida enchufable puedan circular más de 50 kilómetros en modo cien por cien eléctrico, o que las emisiones de CO2, de acuerdo a la nueva norma WLTP, sean inferiores a 30 g/km

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon