Jeep Grand Cherokee Trackhawk. Tiembla Porsche Cayenne Turbo S
ALCANZA 290 KM/H

Jeep Grand Cherokee Trackhawk. Tiembla Porsche Cayenne Turbo S

Saluda a uno de los todoterrenos más salvajes del planeta. Os presentamos el nuevo Jeep Grand Cherokee Trackhawk, una máquina que encierra un motor 6.2 V8 capaz de generar 717 CV de potencia.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

10 de Abril 2017 21:30

Comparte este artículo: 100 0

No sabemos el tiempo que le queda al deportivo Porsche Cayenne Turbo S como el SUV más rápido en el trazado de Nürburgring. Y es que seguro que los ingenieros de Jeep llevan su nueva criatura al Infierno Verde, donde podría pulverizar los 7 minutos y 59 segundos firmados por el crossover de Stuttgart.

242 CV más que el SRT8

Os hablamos de este salvaje Jeep Grand Cherokee Trackhawk, una máquina que va a ser presentada en el Salón de Nueva York y que se pondrá a la venta en Estados Unidos a finales de este mismo año. Por el momento no se sabe si también va a llegar a Europa, donde se posicionaría por encima de los ya deportivos Jeep Grand Cherokee SRT8, que se conforma con 475 CV de potencia.

Bajo esta carrocería de crossover se esconde todo un deportivo con un motor capaz de generar 717 CV de potencia y 875 Nm de par motor. Aunque pesa 2.433 kilos, acelera de 0 a 60 mph en 3,5 segundos y alcanza 290 km/h.Bajo esta carrocería de crossover se esconde todo un deportivo con un motor capaz de generar 717 CV de potencia y 875 Nm de par motor. Aunque pesa 2.433 kilos, acelera de 0 a 60 mph en 3,5 segundos y alcanza 290 km/h.

Y es que ese nivel de potencia es 'calderilla' para este salvaje Trackhawk, que esconde bajo su capó delantero un propulsor 6.2 V8 dotado de compresor volumétrico, el cual produce la friolera de 717 CV y 875 Nm. Se combina con una transmisión automática Torqueflite de 8 velocidades y con un avanzado sistema de tracción a las cuatro ruedas, que puede variar la entrega de par entre sus ejes, dependiendo del programa de conducción elegido: 40-60 en Auto, 50-50 en Snow, 60-40 en Tow, 35-65 en Sport y 30-70 en Track (en este último cambia de marcha en 160 milisegundos). También su eje posterior se decanta por ofrecer un diferencial autoblocante controlado electrónicamente.

Alcanza 290 km/h y pesa 2.433 kilos

Y aunque este 'angelito' pesa 2.433 kilos, no es un problema para que sea capaz de volar a ras de suelo. Literalmente, porque puede acelerar de 0 a 60 millas por hora (96 km/h) en tan sólo 3,5 segndos y su velocidad máxima es de 290 km/h. Suma Launch Control y el cuarto de milla lo pulveriza en 11,6 segundos, saliendo a 187 km/h. Pero esta máquina no sólo corre, sino que también frena. Brembo ha desarrollado un sistema de frenos, donde delante hay discos de 400 milímetros y pinzas de seis pistones, mientras que detrás hay discos de 350 milímetros y pinzas de cuatro pistones. Gracias a ello puede frenar de 100 a 0 km/h en sólo 34,7 metros.

Su interior es propio de un verdadero deportivo, con asientos envolventes tapizados en cuero, molduras de carbono, selector de modos, pantalla de 8,4 pulgadas para el sistema de telemetría... Y un velocímetro que llega a las 200 mph: 320 km/h.Su interior es propio de un verdadero deportivo, con asientos envolventes tapizados en cuero, molduras de carbono, selector de modos, pantalla de 8,4 pulgadas para el sistema de telemetría... Y un velocímetro que llega a las 200 mph: 320 km/h.

Diferenciarlo de su hermano, el SRT8, será complicado y sólo posible si nos fijamos en los emblemas 'Trackhawk' de sus puertas delanteras, en los cuatro escapes negros de su zaga o en las nuevas tomas de refrigeración del paragolpes delantero, que ocupan el lugar de los antinieblas. Una de ellas dirige el aire al motor y la otra al radiador de aceite. El cliente podrá elegir entre llantas de aluminio fundido o llantas de aluminio forjado. Ambas son de 20 pulgadas, pero las últimas ahorran 5,4 kilos de peso.

Por dentro sucede igual que en el exterior y sólo se van a delatar los emblemas de sus asientos o los nuevos gráficos y pantallas del sistema Uconnect táctil de 8,4 pulgadas. Por cierto, también han tenido que variar su velocímetro, que ahora llega a las 200 millas por hora: 320 km/h.

Poco más se sabe sobre este deportivo crossover, que podría llegar a Estados Unidos con un atractivo precio de unos 85.000 euros, una minucia si se compara con los casi 200.000 euros que cuesta un Porsche Cayenne Turbo S, que 'sólo' tiene 570 CV.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16