Irmscher Opel Adam S. Guiño al pasado
POTENCIADO A 170 CV

Irmscher Opel Adam S. Guiño al pasado

El preparador alemán Irmscher no deja de sorprendernos y en esta ocasión se ha inspirado en dos verdaderas leyendas de los rallies para crear este radical Opel Adam S: Walter Röhrl y su Opel Ascona.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

14 de Abril 2016 19:32

Comparte este artículo: 45 0

A comienzos de la década de los 70, nada menos que el piloto Walter Röhrl irrumpe en las pistas de rally con un Opel Ascona (antes lo hizo con un Opel Commodore GS/E) en cuya carrocería, pintada en unos inconfundibles colores amarillo y verde, se podían ver algunos adhesivos de este preparador alemán, como pratrocinador del equipo.

Con este inconfundible Opel Ascona se inció en el mundo de la competición nada menos que Walter Röhrl a comienzos de la década de los 70. Más de cuarenta años después, Irmscher rescata estos míticos colores para crear tan peculiar Opel Adam S.Con este inconfundible Opel Ascona se inció en el mundo de la competición nada menos que Walter Röhrl a comienzos de la década de los 70. Más de cuarenta años después, Irmscher rescata estos míticos colores para crear tan peculiar Opel Adam S.

Más de 40 años depués, es Irmscher, un preparador especializado en modelos Opel, quien quiere rendir homenaje a estas dos leyendas de los rallies con la creación de tan singular Opel Adam. En realidad todavía se trata de un concept, pero ya han confirmado sus ganas de llevarlo a la producción este mismo año.

1.4 Turbo potenciado a 170 CV

Para comenzar se toma la base de un deportivo Opel Adam S, el cual encierra un propulsor 1.4 Turbo con 150 CV de potencia. Ahora bien, Irmscher potencia esta mecánica por encima de los 170 CV con el fin de mejorar su nivel de prestaciones, aunque de serie este "juguete" de 3,70 metros de largo, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h. Irmscher también ha trabajado sobre su equipo de frenos y sus suspensiones.

Su carrocería suma unos deportivos paragolpes, con nuevas tomas de refrigeración. Pero lo que más llama la atención son sus nuevos pasos de rueda, los cuales incrementarán significativamente su anchura inicial de 1,72 metros, pero se desconoce en cuanto se ensancha. Estos pasos de rueda se rellenan con unas imponentes llantas de 19 pulgadas. Y por si todo esto fuera poco, Irmscher apuesta por los legendarios colores que lucía aquel Opel Ascona con el que Walter Röhrl se iniciaba en el mundo de los rallies, para pintar su peculiar carrocería.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas