comscore
martes, 18 junio 2024

Intermitentes: cómo usarlos de forma correcta en las rotondas

El uso correcto de los intermitentes, es una de de las normas de tráfico, que a menudo se pasa por alto pero que es fundamental para la seguridad vial. Estos pequeños dispositivos son esenciales para comunicar nuestras intenciones en la carretera, y su uso adecuado puede prevenir accidentes y mejorar la fluidez del tráfico. Ahora, centrémonos en un escenario particularmente crucial: las rotondas.

Según el artículo 104 del Reglamento General de Circulación, no usar los intermitentes adecuadamente puede ser considerado una infracción grave. La Dirección General de Tráfico (DGT), el uso adecuado de los intermitentes no solo es una cuestión de cumplir la ley, sino también de respeto y consideración hacia los demás usuarios de la carretera.

1
El riesgo de no señalizar con el intermitente

Imagina esto: te acercas a una rotonda, ese remolino de carriles que puede ser desconcertante para algunos conductores. La clave para navegar por ellas de manera segura y eficiente radica en la señalización adecuada con los intermitentes. Al acercarte a la rotonda, recuerda encender tu intermitente derecho si planeas salir en la primera salida, o el izquierdo si deseas continuar en la rotonda. Este simple gesto informa a otros conductores de tus intenciones y les permite ajustar su conducción en consecuencia.

Pero aquí está el quid de la cuestión: muchos conductores olvidan o ignoran este paso crucial. Al no señalizar adecuadamente, crean confusión y aumentan el riesgo de colisiones. Imagina un conductor que entra en una rotonda sin indicar su intención de salir en la primera salida. Otros conductores pueden asumir que continuará en la rotonda, lo que podría llevar a situaciones peligrosas cuando de repente cambia de carril para salir.

Espalda