Honda NSX. Del coche de Ayrton Senna al de Fernando Alonso
TENDRÁ CASI 700 CV

Honda NSX. Del coche de Ayrton Senna al de Fernando Alonso

El 2015 va a ser uno de los años más movidos en Honda, pues además de regresar a la Fórmula 1, lanzan el nuevo Civic Type-R y este imponente NSX, justo 25 años depués de lanzar el coche que conducía Ayrton Senna.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

13 de Enero 2015 09:45

Comparte este artículo: 0 0

Hace 25 años, existía una escudería en Fórmula 1 llamada McLaren Honda y su piloto estrella era un tal Ayrton Senna, una eminencia en este deporte y en quien pensaron desde el minuto uno para desarrollar uno de los vehículos de calle más avanzados en su época, el Honda NSX, un deportivo que por aquellos entonces utilizaba materiales como el aluminio, además de un sofisticado propulsor atmosférico que le permitía plantar cara a coches de la talla del Porsche 911 o algún que otro Ferrari de la época. Así, no es de extrañar que se convirtiera en el vehículo utilizado a diario por el propio Senna.

Se convertirá en el coche de Fernando Alonso

Ahora 25 años después esa escudería vuelve a nacer, pero su piloto destacado es ahora Fernando Alonso, que aunque no ha tenido oportunidad de participar en el desarrollo de este nuevo Honda NSX, seguro que cae rendido a sus encantos, tales como su diseño, su tecnología, su mecánica... Porque el nuevo Honda NSX se convierte en todo un escaparate tecnológico en todos los sentidos.

Ha sido precisamente en el Salón de Detroit donde se ha desvelado esta segunda generación del Honda NSX, aunque en realidad se ha desvelado con la firma Acura, nombre de Honda en Estados Unidos. Y precisamente en Estados Unidos se fabricará a partir de verano el nuevo deportivo de Honda, más concretamente en la planta que la marca nipona tiene en Marysville, Ohio.

Diseño inspirado en el Concept

El nuevo Honda NSX presenta un diseño futurista, inspirado precisamente en el concept que llevamos viendo desde 2012 (el proyecto del Honda NSX lleva activo desde 2008), donde toma especial protagonismo sus faros delanteros con tecnología LED o sus cuatro salidas de escape colocadas en posición central. Tampoco pasarán desapercibidas sus llantas de 19 pulgadas en el eje delantero y de 20 en el trasero. Están equipadas con unos neumáticos Continental ConiSportContact en medida 245/35 R19 delante y 295/30 R20 detrás. Tras ellas hay un potente equipo de freno con discos carbocerámicos y firmado por Brembo. Decir que este nuevo Honda NSX mide 4,47 metros de largo, 1,97 metros de ancho y 1,22 metros de alto, dimensiones similares a las de un Audi R8.

El interior cuenta con dos deportivos asientos tapizados en cuero, los cuales además de ofrecer confort, realzan la conexión entre el conductor y el vehículo, con un cuadro de instrumentos orientado hacia el mismo y una pantalla TFT totalmente configurable.

Un motor sobrenatural

Pero lo más imponente de este Honda NSX es la tecnología que esconde, comenzando por su fabricación. Techo y piso está fabricado en fibra de carbono, mientras que también hay elementos de aluminio, mientras que los pilares están fabricados en acero para ofrecer la máxima rigidez estructural posible. Tras sus dos asientos se aloja en posición longitudinal un propulsor V6 dotado de doble sobrealimentación, inyección directa, lubricación por cárter seco (ayuda a rebajar el centro de gravedad)... El solito proporciona una potencia de 550 CV y está conectado a una caja de cambios automática de doble embrague con 9 velocidades, y envía la potencia a sus dos neumáticos posteriores.

Y tres motores más... eléctricos

Entre dicha mecánica y la caja de cambios encontramos uno de los tres motores eléctricos que tiene este nuevo Honda NSX, con una filosofía similar a la vista en vehículos como el Porsche 918 Spyder. Los otros dos motores eléctricos se encuentran ubicados cada uno en sus ruedas delanteras, de manera que cuando funcionan éstos, el Honda NSX se convierte en un vehículo de tracción a las cuatro ruedas. Esta configuración también ayudan a ofrecer una dinámica excepcional, pues al controlarse de manera independiente sus motores delanteros permiten enviar más potencia a la rueda exterior en cada curva, haciéndolo lo más efectivo posible en cada momento determinado. Es lo que Honda denomina sistema SH-AWD.

Honda no ha desvelado por el momento datos definitivos sobre su peso final, su potencia conjunta o sus prestaciones, pero no cabe la menor duda de que éstas habrá que tenerlas en cuenta, pues sería fácil que entre sus cuatro motores pudiera proporcionar más de 700 CV de potencia. Eso sí, Honda ha pasado de realizar un vehículo híbrido enchufable del tipo Plug-In, el cual pudiera recorrer varios kilómetros en modo eléctrico. Suponemos que esta decisión se debe a que hubiera hecho falta una batería más grande y se hubiera incrementado el peso del vehículo.

Conducción a la carta

Aún así, desde su habitáculo, el conductor puede seleccionar entre varios modos de conducción, donde se contempla un modo púramente eléctrico, que permite rodar en modo eléctrico 100 x 100, aunque será durante pocos kilómetros. También se pueden seleccionar los modos Sport, Sport+ y Track, de manera que se ajusta el motor, la transmisión y la respuesta del chasis.

No hay duda de que este Honda NSX se va a convertir en un modelo de referencia en el segmento de los superdeportivos, pues presenta la tecnología de un Porsche 918 Spyder, un modelo que roza los 800.000 euros, cuando este Honda NSX va a costar como un Audi R8, es decir, unos 150.000 euros. Y no cabe duda de que si pudiera, Ayrton Senna volvía a pedir un NSX para utilizarlo todos los días.

Artículos recomendados

Sigue Motor16