lunes, 3 octubre 2022

Hofele le da una nueva vuelta de tuerca al Mercedes-Benz Clase G

Ten por seguro que Mercedes-Benz no va a ofrecer un Clase G con el exclusivo acabado Maybach, algo que por ejemplo si que sucede en el caso de los GLS. Pero no tienes que preocuparte por ello, siempre y cuando tengas la cartera bien llena para acercarte a las instalaciones del especialista alemán Hofele Design y encargar uno de sus últimos proyectos, que han denominado con el nombre de HG 63.

Semejante criatura nace de la base de un todopoderoso Mercedes-AMG G63, cuya carrocería luce un exclusivo color denominado Moonbeam Silver con acabado mate. Todo ello contrasta con acentos en Liquid Black Chrome, un paragolpes delantero revisado, tomas de refrigeración más contundentes que las originales, estribos retráctiles, elementos acabados en fibra de carbono o con unas sensacionales llantas de 24 pulgadas Cross Spoke que son forjadas.

Ojo a la cubierta de la rueda de repuesto

Y aunque a simple vista pueda pasar inadvertido, un detalle que hace muy exclusivo a estos HG 63 es la cubierta que Hofele Design ha desarrollado para su rueda de repuesto, que fabrican en fibra de carbono y que luce un diseño inspirado en las salidas de ventilación de su salpicadero.

1 ga1c6v4W0Po9F Motor16

Si por fuera estos HG 63 llaman la atención, por dentro no desentonan en absoluto, porque la inmensa mayoría de ese habitáculo se viste en suave cuero Nappa rojo brillante y con inserciones en tejido Alcantara en los pilares o en el techo, también en esa misma tonalidad. Curioso sin duda alguna es la conversión que Hofele ejecuta en su parte trasera, donde la clásica banqueta se reemplaza por dos confortables asientos individuales separados por una consola central que se puede personalizar al gusto del cliente incorporando mesas extraibles, un panel de control integrado, huecos portaobjetos, refrigerador de bebidas, panel de carga inalámbrica…

Sobre la base de un G63

Para mejorar el confort en esas plazas traseras, dichos asientos individuales se han retrasado diez centímetros para ganar espacio para las piernas, eso sí, sacrificando algo de hueco en el maletero. Estos asientos como no podían ser de otra manera, tienen regulación eléctrica, memoria, calefacción, ventilación… Y para mantener entretenidos a sus afortunados acompañantes, dos pantallas han sido colocadas en los respaldos de los asientos delanteros. Remata la jugada unas puertas traseras modificadas para poderse abrir en un ángulo de 90 grados y así facilitar el acceso a estos cómodos asientos.

Mecánicamente no hay sorpresas. Tampoco son necesarias. Y es que hablamos de un Mercedes-AMG G63, un todopoderoso vehículo que esconde un corazón 4.0 V8 Biturbo capaz de generar 585 CV de potencia para mover con una gran soltura sus 2,5 toneladas de peso.

Como te podrás imaginar, esta artesanal criatura desarrollada por Hofele Design no te va a salir nada barata, pero que sepas que a día de hoy se encuentra a la venta por nada menos que 324.600 euros… sin impuestos. Prácticamente el doble de lo que cuesta el vehículo 'donante' en Alemania.